Tag Archives: VaR

¿Está funcionando mi cartera o no?

Pantalla principal de cartera en T-Advisor

Los inversores organizan sus inversiones de manera eficiente en carteras. Esta es la norma, pero la pregunta es: ¿cómo hacer un seguimiento de mi cartera? ¿Puedo prever de algún modo problemas en mis inversiones? ¿Qué ratios debería tener en cuenta para configurar y distribuir mis activos?

Hay algunos indicadores que nos dan pistas si vamos o no por el camino correcto y los cambios que debemos adoptar:

  • Rentabilidad: por supuesto, es el primero. Como inversor, no debes estar ansioso en el corto plazo, porque la volatilidad es la norma actual. Deberías utilizar herramientas que proporcionen diferentes plazos para comparar la evolución. Sin embargo, tienes que pensar en cambios si la rentabilidad se mantiene negativa en el medio plazo.
  • Comparar con otras referencias: es una buena idea comparar la evolución de tu cartera con los benchmarks (un índice o un smart benchmark). Esta comparación te ayudará a evaluar la proporción de beneficios o pérdidas que tienes y relativizar o subrayar la importancia del resultado. Por ejemplo, si tu cartera pierde un 3% y tu benchmark pierde un 5%, no está tan mal. Estás mejor que el índice, aunque deberías considerar cambiar tu estrategia, si la tendencia negativa se intensifica.
  • Diversificación: consigue gráficos de la proporción de activos en tu cartera relacionado con regiones, divisas y categoría de activos. Una distribución diversificada te ayudará a evitar diversos riesgos.
  • Riesgos: es realmente el segundo indicador más importante después de la rentabilidad. Analiza la volatilidad, el valor en riesgo (value at risk o VaR en inglés) y la contribución al riesgo de tus posiciones. Un análisis segmentado te enfocará mejor a tus próximas decisiones. ¿Debería mantener, comprar o vender? Otra cifra bastante importante es la ratio Sharpe para entender cómo es de interesante asumir riesgos para conseguir una determinada rentabilidad.
  • Tendencia: deberías como inversor utilizar herramientas para conocer la tendencia de la cartera, si es alcista o bajista.
  • Coherencia entre la cartera y el perfil inversor: ¿es tu cartera coherente con tu perfil inversor, tu tolerancia al riesgo y la rentabilidad esperada? Esta es otra cuestión que debes plantearte.

Necesitas herramientas para hacer un análisis completo y obtener una vista global de tu cartera y tomar las mejores decisiones para mejorar tus resultados. Es importante que utilices indicadores objetivos, observes riesgos y retornos, comprendas todo y tomes decisiones racionales, nunca guiadas por situaciones a corto plazo. Al final, no solo se trata de beneficios, sino sobre todo de preservación de capital. La plataforma T-Advisor ofrece estas cifras para que cualquier persona pueda configurar y hacer una distribución de activos en sus propias carteras del modo más eficiente.

Riesgo en inversiones: algunas cifras para mirar en los activos

Apartado sobre riesgos en el T-Report de T-Advisor

Si usted es inversor, debe aceptar el riesgo. Ya hemos escrito anteriormente sobre los diferentes riesgos en inversiones. La pregunta es: ¿se puede medir el riesgo? Bueno, el riesgo es un ratio cualitativo, pero podemos obtener pistas a través de medidas cuantitativas.

La volatilidad es una de estas medidas. ¿Significa que una alta volatilidad es lo mismo que alto riesgo? Depende del activo. En primer lugar, la volatilidad no mide el riesgo, sino la variación de precios en un determinado periodo. Si hay una gran desviación del precio medio, es muy volátil. Por supuesto, es arriesgado, en tanto que los precios cambian de forma abrupta y el inversor puede ganar o perder de repente. Sin embargo, piense en otro activo, como el inmobiliario. Los precios no son tan volátiles, pero es arriesgado, porque tiene otros riesgos: de contrapartida, de inflación…

El grado de liquidez es también importante para medir el riesgo, ya que un inversor puede percibir la frecuencia con la que un activo se compra o se vende. Una baja liquidez muestra que un activo tiene un alto riesgo de que no encuentre un comprador cuando quiere vender.

Una de las  medidas más importantes para el riesgo es el Valor en Riesgo o Value at Risk en inglés, conocido por sus siglas VaR. Este índice muestra cuánto puede perder un inversor como máximo con una probabilidad del 95% en un determinado periodo. Cuanto más elevada sea la cifra, más riesgo hay de perder dinero.

La correlación también ofrece pistas sobre el riesgo. La cifra tiene un rango entre -1 y 1. En este caso, el activo se compara con otro activo, con su sector o con el índice bursátil de referencia. Si la correlación es 0 o cercana a 0, no hay correlación. Si es 1 o cercana a 1, hay una alta correlación: el activo sigue la tendencia de la referencia. Sin embargo, si es -1 o cercano a -1, la correlación es inversa: el activo se mueve en la tendencia opuesta a la referencia. Esto es muy útil para periodos negativos, por ejemplo.

Como ve, el riesgo no tiene una medida concreta. Tiene que investigar en las cifras para descubrir si el activo es arriesgado y si el nivel de riesgo del activo es aceptable para su perfil. El T-Report de T-Advisor le da todos los detalles sobre los datos de riesgo que un inversor necesita saber para tomar decisiones.

Inversor: observe estas cifras para elegir sus activos

Usted es un nuevo inversor o con poca experiencia en inversiones. Tiene disponible una buena base de datos para comprobar posibles activos en los que invertir, pero ¿cuál sería el adecuado? ¿Cómo puede elegir los activos más interesantes para sus metas? Le recomendamos investigar en bases de datos con informes de gran calidad sobre los activos. En ellos encontrará muchísima información. Compruebe las siguientes cifras para tomar una decisión:

Cifras a seguir en una inversión

  • Rentabilidad: Mire la rentabilidad histórica. ¿Cómo fueron de buenos los retornos en los meses pasados? ¿Y en los últimos años? Es cierto que las rentabilidades pasadas no garantizan resultados futuros, pero muestran una tendencia sobre la estabilidad a largo plazo. No es lo mismo tomar una acción con retornos positivos y negativos en diferentes años que una con retornos positivos regulares.
  • Volatilidad: esta es bastante importante. La volatilidad mide la desviación de un punto medio. Por ejemplo, si el precio sube un 4% un día y baja un 3% al siguiente, el valor es bastante volátil. Por otra parte, si el precio sube un 0,2% tres días y baja un 0,1% un día, es menos volátil. Tenga en cuenta esto según su perfil de riesgo: si tiene aversión al riesgo, no se sentirá muy cómodo con una acción que tenga grandes variaciones cada día.
  • Tendencia: es la evolución de un valor en un periodo de tiempo. Tiene que considerar la tendencia reciente para decidir si invierte o no. Una tendencia tiene una pendiente. Si la pendiente es fuerte, significa que la tendencia se ha acelerado. Por ejemplo, si la pendiente es fuerte al alza, puede indicar una burbuja o que hay especulación detrás del movimiento. Por otra parte, si es muy negativa, puede significar una crisis en la compañía.

Gráfico para seguir inversiones

  • Un gráfico histórico: una imagen vale más que mil palabras. Es fácil detectar los indicadores mencionados anteriormente en un gráfico. El mejor es un gráfico activo donde puede elegir diferentes periodos de tiempo.
  • Value at Risk (VaR): es, literalmente, el valor en riesgo. Es un indicador avanzado, pero muy útil. ¿Qué mide? La probabilidad de pérdidas en un periodo de tiempo. Leerá “VaR una semana” o “VaR un año”. Indica que puede perder como máximo la cifra escrita con un 95% de probabilidad. En otras palabras: si invierte en ese activo, puede ganar, puede perder menos de lo marcado en la cifra del VaR, puede perder como máximo esa cifra con un 95% de probabilidad y puede perder más que ese máximo con un 5% de probabilidad. Estos son los escenarios que tiene que analizar. Cuanto mayor es el VaR, mayor es el riesgo que acepta.

Este es el principio. Hay algunos más que comentaremos en próximos posts. El T-Report de T-Advisor le ofrece todos estos datos. Compruébelo en nuestra plataforma.

La diversificación protege de los riesgos

La frase del título suena bastante radical, pero hay una verdad detrás de estas palabras. Habitualmente, las carteras se componen de diferentes tipos de activos. Todos los analistas, todos los asesores recomiendan siempre una cartera diversificada con activos de renta fija, acciones, materias primas… pero la cuestión es: vale, todo el mundo lo dice, pero ¿cuánto gano con la diversificación?

La respuesta es sencilla: T-Advisor tiene la herramienta para esto. ¿Recuerda un post anterior sobre el value at risk (VaR)? Esta medida muestra la probabilidad de que su cartera pierda un porcentaje máximo en un periodo (semana, mes o año). Para completar esta información, T-Advisor dispone de la herramienta denominada “beneficio en diversificación”.

Beneficio en diversificación en T-Advisor

Miren la imagen de arriba. El ítem compara la diferencia entre la decisión de diversificar o no la cartera. Mediante complejos cálculos estadísticos, T-Advisor informa al inversor sobre el dinero que puede perder si sus activos no fueran suficientemente diversos. En este ejemplo, esta cartera tiene un VaR a un año del 8,21%. Si la cartera no fuera diversificada, el riesgo subiría hasta el 12,07%. Este inversor podría tener 4 puntos más de riesgo de pérdida de dinero.

Comentario de riesgo de cartera en T-Advisor

Esta cifra debe ponerse en relación con otras herramientas y datos de T-Advisor. Por ejemplo, la imagen superior informa sobre la volatilidad y el efecto de una cartera diversificada con esa volatilidad.

Sugerencias de diversificación en T-Advisor

En este caso, T-Advisor tiene una herramienta de análisis de seguimiento. Este gráfico tiene un informe sobre la diversificación. En este ejemplo, la herramienta dice que la diversificación es baja. Con una baja diversificación, el VaR es alto (8,21%), pero sería peor con ningún tipo de diversificación. La diferencia entre VaR diversificado y no diversificado sería seguramente mayor, si esta cartera tuviera más activos diferentes.

Hay mantras entre expertos y asesores, como “tiene que diversificar su cartera”, pero nadie mide con cifras esta ventaja. T-Advisor lo hace e informa a sus usuarios de ello. Las cifras y los datos sobre nuestra cartera como este significan menos posibilidades de perder dinero.

 

Value at risk: ¿Cuánto dinero podría perder?

A la hora de invertir, la principal amenaza es un cambio negativo en los precios. De repente, la tendencia de precios es bajista y usted no comprueba regularmente su cartera. Después de varias semanas, descubre que su cartera vale menos. ¿Cómo podría haber prevenido esta situación? Por supuesto, tal vez podría seguir con más frecuencia los mercados o delegar en un asesor. La tercera opción es disponer de una información y cifras adecuadas para prever las posibles pérdidas si no ejecuta compraventas en el mercado con frecuencia y tomar decisiones a partir de ellas.

El Value at Risk (ampliamente conocida como VaR por sus iniciales) es la cifra de ayuda para esto. Fíjese en la siguiente imagen tomada de T-Advisor con las siguientes cifras:

Value at Risk en T-Advisor

“My portfolio” tiene un VaR del -8,17%. ¿Qué significa? El VaR es una medida estadística. En este caso, la información que obtiene es: puede perder más de un 8,17% en un año con una probabilidad del 5% para esta cartera si no realiza ninguna acción de compraventa en este periodo. Leído de otro modo: hay una probabilidad del 95% de que pueda perder como máximo un 8,17% en un año.

En T-Advisor también puede comparar el VaR de su cartera con el smart benchmark (vea nuestro post anterior) y de los mercados en los que ha invertido. Por ejemplo, el riesgo de esta cartera es menor que el de los índices en los que tiene inversiones.

Además, puede obtener esta cifra como proporción (arriba) o en cifras absolutas (abajo) vinculado a la volatilidad.

Perfil de riesgo de T-Advisor

Pero ¿qué pasaría si tuviera una cartera más diversificada? ¿Cómo averiguar el riesgo de diversificar frente a no hacerlo? T-Advisor le muestra esta comparación tanto como proporción como en términos absolutos. También puede obtener las ganancias si diversifica sus posiciones.

Beneficio en diversificación con value at risk en T-Advisor

Los riegos son el gran enemigo de los inversores. Nadie quiere perder dinero en los mercados, pero a veces ocurre, porque los mercados son volátiles (lea más en nuestro post sobre este tema). El VaR es una cifra intuitiva, fácil de entender, y proporciona una imagen inmediata del dinero que estamos arriesgando para una combinación de diferentes acciones o activos, no sólo uno. Esta cifra nos permite reaccionar y cambiar nuestras posiciones para prevenir pérdidas si consideramos que nuestras apuestas son muy fuertes.