Tag Archives: Value at Risk

Riesgo y volatilidad: no son realmente lo mismo

Riesgo y volatilidad en el buscador de activos de T-Advisor

Muchas veces leemos comentarios sobre la alta volatilidad de un activo, como si fuera un signo de alto riesgo. Esto no es necesariamente verdad, porque puede encontrar diferentes activos con volatilidad similar y rendimientos diferentes: unos positivos y otros negativos.

La volatilidad informa de la variación del precio de un activo en un periodo de tiempo o la desviación del rendimiento respecto de su media. Una alta volatilidad sugiere fuertes subidas y bajadas en el precio del activo. Esto significa para el inversor medio que es más arriesgado, porque puede perder dinero con más rapidez… pero también puede obtener mayores beneficios.

La cuestión es que la volatilidad no es una medida de riesgo por si sola. Tiene que ponerse en relación con otras cifras. Por ejemplo, tiene que observar la liquidez, porque un activo ilíquido tiene más riesgo, ya que es más difícil de vender y recuperar su dinero.

La volatilidad también informa del pasado, porque es el espejo donde encontrar la información sobre lo que ocurrió con los precios hasta hoy. No puede obtener otro tipo de información sobre el riesgo. Por ejemplo, no informa sobre el riesgo de contrapartida, es decir, invierte en bonos y el emisor no tiene dinero para pagar su cupón. Para obtener ese tipo de datos, tiene que mirar otros parámetros.

La lista de riesgos es larga, pero no puede percibirse por la volatilidad. Es muy importante para los inversores entender la diferencia, ya que muchos consiguen buenos resultados jugando con la volatilidad de los activos. Como dijimos antes, puede ser una oportunidad.

Una medida relevante para el riesgo es el Value at Risk o valor en riesgo, conocido por las siglas VaR, pero también tiene que observar la diversificación (en el caso de un fondo o su propia cartera), la correlación con otros activos o la liquidez. En resumen, si considera la volatilidad como el único medio para controlar el riesgo de los activos, cometerá un error. El análisis de riesgos es una combinación de varias cifras que tiene que ponerse en relación para obtener una percepción global.

Mi meta en tiempos bajistas: la preservación de capital

Los mercados están ahora muy volátiles. Hemos vivido un periodo bajista acusado, pero no está claro que la subida se consolide, porque la tendencia no está clara todavía. En este caso, el pánico es el peor asesor. Por el contrario, los inversores tienen que analizar adecuadamente sus carteras para tomar las decisiones adecuadas. Si no eres un trader, si eres un inversor a largo plazo, tienes que asumir que es difícil evitar las pérdidas en algunos periodos, más aún cuando todos los mercados están cayendo con fuerza. Por lo tanto, tu objetivo tiene que ser otro: la preservación de capital.

¿Qué significa preservar tu capital? Tu objetivo como inversor debe ser mantener tus activos con las menores pérdidas posibles o, por supuesto, obtener beneficios. Como hay muchos cambios a largo plazo, tienes que concentrar tus preocupaciones en los tiempos bajistas: ¿cuánto estás perdiendo? El éxito es no perder o perder menos que tu mercado de referencia, pero ¿cómo puedes obtener esa información? La respuesta es el smart benchmark.

Gráfico de smart benchmark en T-Advisor

La imagen superior es muy clara: mi cartera pierde, porque he invertido en un mercado que ha entrado fuerte en negativo, pero yo solo pierdo un 2,4%, mientras que el mercado de referencia (el smart benchmark) pierde un 14%. ¿No está mal, eh?

Como decimos con frecuencia, es importante disponer de las herramientas adecuadas para analizar tus inversiones y tomar decisiones. La preservación de capital debe ser tu primera meta. No pierdas dinero o pierde lo mínimo. En los periodos alcistas, tu objetivo será superar la rentabilidad del mercado de referencia.

El siguiente gráfico es incluso más claro:

Gráfico de riesgo de cartera en T-Advisor

Mi cartera “Germany” está mucho mejor que el mercado de referencia: pérdidas mucho menores en un periodo bajista, menos volatilidad y un mejor ratio Sharpe.

¿Qué otras herramientas debo tener en cuenta para preservar mi capital?

  • Analiza cómo contribuyen al riesgo tus posiciones. En este caso, puedes averiguar si tienes un activo incómodo para sustituirlo.

Gráfico de activos según contribución al riesgo

Perfil de riesgo relacionado con riesgo de cartera

  • Considera la diversificación. En tiempos bajistas, la diversificación es una gran ayuda para evitar graves pérdidas. Puedes analizarlo con el beneficio en diversificación, que compara cuánto ganas si tu cartera tiene diferentes activos:

Tabla de beneficio en diversificación en T-Advisor

  • Observa el Value at Risk (valor en riesgo), que mide la probabilidad de tener un determinado nivel de pérdidas. Como puedes ver, mi cartera tiene el peor VaR, lo que significa que tengo que considerar algunos cambios en mi distribución para evitar futuras pérdidas.

Tabla de riesgo de cartera en T-Advisor

Todas esta cifras ayudarán a entender tu posición actual y tu riesgo. Entonces, podrás decidir si tienes que rebalancear total o parcialmente tu cartera. La estrategia es clara: mantén tu capital y configura tu cartera para perder menos en los malos tiempos y superar las ganancias del mercado de referencia en los tiempos favorables.

Inversor: observe estas cifras para elegir sus activos

Usted es un nuevo inversor o con poca experiencia en inversiones. Tiene disponible una buena base de datos para comprobar posibles activos en los que invertir, pero ¿cuál sería el adecuado? ¿Cómo puede elegir los activos más interesantes para sus metas? Le recomendamos investigar en bases de datos con informes de gran calidad sobre los activos. En ellos encontrará muchísima información. Compruebe las siguientes cifras para tomar una decisión:

Cifras a seguir en una inversión

  • Rentabilidad: Mire la rentabilidad histórica. ¿Cómo fueron de buenos los retornos en los meses pasados? ¿Y en los últimos años? Es cierto que las rentabilidades pasadas no garantizan resultados futuros, pero muestran una tendencia sobre la estabilidad a largo plazo. No es lo mismo tomar una acción con retornos positivos y negativos en diferentes años que una con retornos positivos regulares.
  • Volatilidad: esta es bastante importante. La volatilidad mide la desviación de un punto medio. Por ejemplo, si el precio sube un 4% un día y baja un 3% al siguiente, el valor es bastante volátil. Por otra parte, si el precio sube un 0,2% tres días y baja un 0,1% un día, es menos volátil. Tenga en cuenta esto según su perfil de riesgo: si tiene aversión al riesgo, no se sentirá muy cómodo con una acción que tenga grandes variaciones cada día.
  • Tendencia: es la evolución de un valor en un periodo de tiempo. Tiene que considerar la tendencia reciente para decidir si invierte o no. Una tendencia tiene una pendiente. Si la pendiente es fuerte, significa que la tendencia se ha acelerado. Por ejemplo, si la pendiente es fuerte al alza, puede indicar una burbuja o que hay especulación detrás del movimiento. Por otra parte, si es muy negativa, puede significar una crisis en la compañía.

Gráfico para seguir inversiones

  • Un gráfico histórico: una imagen vale más que mil palabras. Es fácil detectar los indicadores mencionados anteriormente en un gráfico. El mejor es un gráfico activo donde puede elegir diferentes periodos de tiempo.
  • Value at Risk (VaR): es, literalmente, el valor en riesgo. Es un indicador avanzado, pero muy útil. ¿Qué mide? La probabilidad de pérdidas en un periodo de tiempo. Leerá “VaR una semana” o “VaR un año”. Indica que puede perder como máximo la cifra escrita con un 95% de probabilidad. En otras palabras: si invierte en ese activo, puede ganar, puede perder menos de lo marcado en la cifra del VaR, puede perder como máximo esa cifra con un 95% de probabilidad y puede perder más que ese máximo con un 5% de probabilidad. Estos son los escenarios que tiene que analizar. Cuanto mayor es el VaR, mayor es el riesgo que acepta.

Este es el principio. Hay algunos más que comentaremos en próximos posts. El T-Report de T-Advisor le ofrece todos estos datos. Compruébelo en nuestra plataforma.