Tag Archives: roboadvisor

El futuro está aquí: inteligencia artificial y gestión de activos

Piense en esta situación. Imagine que es cliente de una gestora de patrimonios y que su gestor le envía un informe sobre las mejores oportunidades para sus inversiones, con recomendaciones y comentarios para obtener los mejores rendimientos. Entonces, habla con un amigo, que es también cliente de la misma gestora y ambos comentan el informe. Ambos descubren que sus respectivos informes están personalizados y no son los tradicionales informes de recomendaciones estandarizadas que estas entidades suelen publicar. Cada uno tiene información personalizada y ambos descubren que la entidad ha utilizado sus todos sus datos para diseñar el mejor informe para satisfacer sus necesidades. Entonces, explica a su amigo algunos cambios en sus inversiones. Ambos tienen el mismo perfil de riesgo, pero las carteras y sus modificaciones no tienen nada que ver una con la otra.

El ejemplo puede ser más amplio, pero es suficiente para presentar los cambios que viviremos pronto en el sector de gestión de patrimonios. La expresión detrás de estos cambios es inteligencia artificial. Abreviada en inglés como AI, no se trata de una película de Steven Spielberg. Está lejos de la ficción, porque es la realidad. La capacidad de aprendizaje de las máquinas se ha incrementado de forma exponencial en los últimos años y seguirá disparándose. Hay una combinación de análisis big data, lenguaje natural y aprendizaje de la máquina. El análisis big data proporciona la capacidad de aprender mejor no solo sobre el cliente, sino también de cualquier tendencia alrededor de él. El lenguaje natural permite a las máquinas interpretar y generar lenguaje escrito y hablado. El aprendizaje de las máquinas utiliza algoritmos que pueden aprender y hacer predicciones de datos.

Esta será la mezcla que veremos crecer en los próximos años. La transformación será profunda en todo el sector financiero. Actualmente, un 26% de las entidades de gestión de activos y patrimonio utilizan ya la AI para tomar sus grandes decisiones, según PricewaterhouseCoopers. El dinero fluye hacia ahí de forma creciente, porque todos están de acuerdo en que será el próximo paso para el negocio fintech.

Por ejemplo, los procesos de lenguaje natural ayudarán más al cumplimiento normativo, ya que las máquinas aprenderán inmediatamente los cambios y las adaptaciones serán más sencillas en las plataformas. Esto tendrá un efecto colateral relevante al gestionar los riesgos de forma más eficiente. El cliente obtendrá una experiencia de usuario muy mejorada con nuevas interfaces. Las tareas del asesor se centrarán en la búsqueda de activos y el seguimiento de carteras. También serán más activos en la respuesta a las necesidades de los clientes e incrementarán el valor añadido de sus servicios.

Los robo-advisor son el primer paso de este cambio. Habrá más cambios con una mayor automatización. Los robo-advisor y los asesores humanos experimentarán varias transformaciones en sus tareas y roles frente a los clientes. Ellos, los clientes, serán los ganadores y los únicos perdedores serán las entidades (no solo humanas, también fintech) que no se adapten a la nueva ola.

MiFID II y mi roboadvisor

El próximo mes de enero, la directiva europea MiFID II entrará en vigor. MiFID son las iniciales en inglés de la Directiva de Mercados de Instrumentos Financieros. Había una primera versión, pero la evolución del mercado y el interés de las instituciones europeas de proteger a los inversores particulares promovieron esta segunda parte.

¿Qué significa? En realidad, esta normativa mejora la transparencia en los mercados y los precios, promueve costes más bajos y fortalece la protección del inversor. Por ejemplo, en lo que se refiere a la protección del inversor, hace mayor énfasis en la comunicación, cláusulas de divulgación y transparencia. La supervisión se refuerza y se pone el foco en la gestión y la gobernanza de las entidades financieras y los mercados.

MiFID tiene una gran complejidad, pero nos preguntamos: ¿qué pasaría si invertimos a través de un roboadvisor? ¿Evitarán la regulación estas plataformas? No, en ningún caso. La automatización no significa para nada que los roboadvisor protegerán menos a sus clientes. Por el contrario, los roboadvisors promueven unos costes menores, la estandarización y la transparencia.

Hay que considera que hay varios tipos de plataformas: desde los servicios automáticos en su totalidad a otros donde hay una plataforma con gestión activa humana. Esta diversidad no está relacionada con diferentes niveles de protección, porque todos ellos deben cumplir con los correspondientes tests para comprobar la capacidad y el conocimiento de los clientes y también tienen prohibidas las retrocesiones si son independientes. ¿Qué significa esto? De forma breve, los roboadvisors independientes no podrán vender productos financieros de otras entidades (por ejemplo, fondos de inversión) para obtener comisiones de ventas. Bien, vamos a explicarlo un poco más: si se da de alta en el roboadvisor XYZ, que se presenta como independiente, se compromete a vender el mejor producto según el perfil del inversor: el mejor de cualquier entidad. Si el roboadvisor no es independiente, debe estar muy claro que vende de entidades concretas y recibe una retrocesión por cada venta.

Los roboadvisors son plataformas, pero hay personas detrás que crean las carteras. Estas personas deben tener estudios específicos, según la forma. Pero el efecto más importante es la transparencia en costes: roboadvisors (como los asesores humanos) tendrán que informar con detalle de cualquier coste. Estos costes deberán estar listados, no sumados. En esta parte, los roboadvisors están lejos de los asesores humanos. Una de las primeras cosas que encuentras en las websites de los roboadvisors son las cifras que debes pagar por la gestión, porque tiene muy claro sus ventajas frente a modelos tradicionales.

Como ve, MiFID regulará mucho más que la protección de inversores. Se ha desarrollado con los diversos aprendizajes de la crisis y las recientes soluciones fintech. Intenta ordenar estos nuevos sistemas, que tienen que aceptar las normas. Si los roboadvisors no aceptaran MiFID II, ¿qué credibilidad mantendrían cuando dicen que son transparentes?

T-Advisor, herramienta de gestión de cartera en Rankia

T-Advisor, la plataforma de gestión de carteras para inversores independientes y el primer roboadvisor español, es también la herramienta de gestión de carteras de Rankia, la comunidad financiera más grande en español con más de 190.000 usuarios en España, Estados Unidos y varios países de América Latina, como México, Colombia, Perú, Chile y Argentina.

Los usuarios de Rankia disfrutan desde finales de febrero de las funcionalidades de T-Advisor a través de la herramienta “Mi cartera”, que les permite diseñar sus propias carteras de inversión, consultar miles de informes de diversos tipos de activos (nuestros detallados T-Reports) y utilizar herramientas profesionales de gestión, como el bootstrapping de simulación de rendimientos de carteras y activos o el optimizador, que permite rebalancear las carteras con criterios cuantitativos.

“Nuestro deseo siempre ha sido que cualquier inversor particular pudiera acceder a la propia gestión de sus finanzas. Por este motivo, construimos esta plataforma con un diseño atractivo y usable, así como con numerosas ayudas y vídeos que contribuyen a la formación de nuestros usuarios. Tenemos una gran cantidad de contenidos que permiten democratizar el acceso al control de nuestro dinero”, ha indicado el director general de T-Advisor, Jaime Bolívar.

Con esta alianza, T-Advisor se encuentra en el camino de convertirse en el mayor roboadvisor español por número de usuarios. “Mantenemos el acceso gratuito a los particulares. Para nosotros, es fundamental que cualquier persona se sienta cómoda utilizando nuestras herramientas y por eso seguiremos con esa apuesta”, ha comentado Bolívar.

T-Advisor cuenta con más de 6.500 fondos de inversión y ETF de más de 160 gestoras en su base de datos, así como una potente herramienta de filtrado que permite la selección por diferentes criterios según los intereses de los inversores. Entre otros recientes añadidos, se encuentra la posibilidad de crear planes de inversión propios a través de unos pasos muy sencillos y vincular las propias carteras con esos planes.

“Queremos hacer conscientes a todos los ciudadanos de la importancia de la gestión de sus finanzas, de la responsabilidad que supone para su estabilidad a lo largo de toda su vida. No podemos condenar a los particulares a guardar el dinero debajo del colchón, limitarle con unos productos financieros de bajo rendimiento o someterle a importantes comisiones en caso de que busquen asesoramiento. T-Advisor se convierte en una alternativa para todos ellos”, ha explicado Bolívar.

La plataforma continuará introduciendo mejoras y nuevas herramientas que permitirán disfrutar más de la experiencia inversora. Todos aquellos interesados en su independencia financiera tendrán la oportunidad de disfrutar de T-Advisor a través de nuestra web y, desde hace unos días, también a través de Rankia.