Tag Archives: riesgos

Riesgo e inversiones: un matrimonio inconveniente

Riesgos e inversiones

Si hay una palabra siempre vinculada a las inversiones, no es rentabilidad: es riesgo. Todos los inversores intentan reducirlo o evitarlo. Nadie quiere perder su dinero, pero es posible, porque hay una larga lista de peligros que afrontar. Comencemos:

  1. Riesgo de tipo de interés: afecta a las inversiones de renta fija, como los bonos. Su valor baja cuando el tipo sube. Actualmente, las tasas de los bancos centrales son extremadamente bajas, pero todavía llevará un tiempo hasta que la curva cambie su tendencia.
  2. Riesgo de divisa: algunas inversiones se hacen en bonos y acciones extranjeros, o directamente en divisas. Bien, el tipo de cambio juega un papel importante para decidir si acertó con su decisión.
  3. Riesgo de negocio: todos los negocios tienen este riesgo en común, porque pueden fallar y, de repente, el inversor descubre que la compañía está en quiebra. Puede llegar a afectar a todo un sector. Piensen en el sector bancario en 2007-2008…
  4. Riesgo de mercado: debido a los movimientos de los mercados, puede haber una caída brusca en sus inversiones. Qué pena, ha elegido la acción o el bono equivocado.
  5. Riesgo de inflación: a veces somos muy conservadores, porque queremos evitar un fracaso, pero los precios suben más que la rentabilidad de nuestras inversiones. Estamos perdiendo poder adquisitivo. Algunos lo llaman “el riesgo de evitar riesgos”.
  6. Riesgo de liquidez: está relacionado con la contraparte. ¿Qué ocurre si la empresa o el país no tiene dinero para pagar su dividendo o su cupón? Es peor cuando sus inversiones están en fondos y la gestora no tiene dinero para reembolsos. Este riesgo también se refiere a la imposibilidad de vender su activo. Piense en propiedades inmobiliarias…
  7. Riesgos personales: su vida es un riesgo continuo y necesita dinero para afrontarla. A veces hay situaciones especiales (unas más felices, como una boda o la compra de un coche, otras más tristes, como una enfermedad o un accidente) en las que necesita reembolsar sus inversiones, pero puede ocurrir que la situación del mercado no sea la mejor.
  8. Riesgo impositivo: con el actual enorme déficit en los países desarrollados, las subidas de impuestos han sido una solución inmediata a veces. De repente, sus planificación de impuestos para sus inversiones se va a la papelera.
  9. Riesgo político: el riesgo impositivo está en este apartado, pero también incluye otras decisiones de gobierno y leyes, como restricciones en productos de inversión o en mercados.
  10. Riesgo general: vivimos en un mundo ultraconectado. Esto no solo se refiere a Internet, sino a acontecimientos políticos. ¿Recueda el impacto del 11-S en los mercados? ¿Y de la guerra de Iraq? ¿Y de la crisis asiática a finales de los noventa?

¿Es posible evitarlos? No, en absoluto. Hay dos opciones para controlarlos y reducirlos en parte. El primero es una buena información, no sólo antes de la inversión, sino durante el tiempo que la mantenga. Estar bien informado es clave para sobrevivir en este mundo lleno de riesgos. El segundo es la diversificación. Puede fallar una parte, pero tener éxito en otra. ¿Podría mencionar otros riesgos de inversión?

Los mercados se enfrentan a varios riesgos a corto plazo

La situación mundial actual tiene varios puntos de inestabilidad para los mercados. El año pasado se obtuvieron altas ganancias después de los años de la crisis financiera, pero 2014 ha empezado con un paisaje más complejo, principalmente en los mercados emergentes, como ya hemos publicado anteriormente en este blog.

Riesgos: tendencias globales de los mercados

Como vemos en el gráfico de arriba, la principal tendencia todavía es bajista por todos los mercados. ¿Qué está pasando? El primer problema tiene que ver con los bancos centrales. Janet Yellen, nueva presidenta de la Reserva Federal de Estados Unidos, parece ser “paloma”, como se dice habitualmente en el argot financiero, ya que prefiere retrasar de algún modo los recortes de la expansión cuantitativa o, por lo menos, esperar más para una subida de los tipos de interés (anunciada para 2015), no vinculada a una tasa de desempleo concreta. ¿Es esto bueno? No necesariamente, si la Fed menciona en su reunión de hoy y mañana que la recuperación económica de Estados Unidos es más lenta de lo previsto.

En el otro lado del Atlántico, el presidente del BCE, Mario Draghi, anunció sorprendentemente en su última conferencia de prensa que la institución no tomará ninguna decisión en la política monetaria aunque los flujos de crédito son todavía bajos, hay riesgos bajistas para la inflación y el tipo de cambio euro-dólar está tocando la barrera psicológica de 1,40 dólares. Este tipo de cambio supone riesgos para las exportaciones europeas y tiene influencia en el descenso de la inflación, ya que los precios de importación presionan los precios a la baja. Una perspectiva de precios más bajos es crítica, porque retrasa las decisiones de compra de consumidores e inversores.

En el frente asiático, China preocupa a los mercados, ya que hay algunos signos peligrosos relacionados con el sector financiero y exportador, entre otros. Pero los mercados siguen con cuidado la situación en Ucrania. Los recientes acontecimientos políticos en Crimea han aumentado la preocupación por los efectos de las sanciones económicas impuestas a Rusia por la UE y Estados Unidos, aparte del riesgo de un conflicto a pie de tierra.

Las próximas semanas serán decisivas para observar la evolución de los mercados: ¿será la inestabilidad parte del 2014? ¿O son estos riesgos una excepción dentro de una posible tendencia alcista?