Tag Archives: Reserva Federal

Así fue el primer semestre… y aquí van algunas pistas para el segundo

Son tiempos duros para los inversores. Ya hemos hablado algunos fenómenos extraños que estamos viviendo en los mercados, pero el primer semestre no ha sido fácil en absoluto para encontrar buenos rendimientos. La inestabilidad viene de varios frentes:

  • UE: el BCE no tiene ni idea de cómo solucionar los problemas actuales para conseguir que el dinero circule. Los tipos de interés son negativos, el Euribor también y la deuda no da beneficios a los inversores. En la situación actual inestable y volátil, los inversores prefieren pagar en vez de recibir beneficios de bonos del Estado, sobre todo de los alemanes. Por último, apareció el cisne negro: el Brexit ha llegado para quedarse.

Tendencias globales de Europa en el primer semestre

  • EEUU: la Reserva Federal se muestra dubitativa e indecisa. Los mercados se han vuelto locos y Janet Yellen prefiere retrasar su más que anunciada (en jerga de la Fed) subida de tipos de interés. La elección presidencial también abre un nuevo posible cisne negro, porque una victoria de Trump podría causar otra gran agitación en las bolsas. La pobreza de rendimientos en el mercado estadounidense es muy clara con una cifra: el S&P 500 ha producido beneficios este año desde Semana Santa y su pico se situó por debajo del 4%.

Evolución global de EEUU en el primer semestre

  • Asia: China marca el paso del continente, pero hay signos claros de que la economía no crece como antes. Las bolsas reflejan esta baja confianza y la banda de fluctuación de rendimientos fue entre el -15% y el -25% este año. Japón también está bloqueado, porque ninguna política consigue un resultado positivo para salir del largo estancamiento económico del país. Este continente es el más débil para los inversores.

Evolución global de Asia en el primer semestre

  • Latinoamérica: aunque Brasil ha sufrido una gran crisis política, los inversores se han comportado con mucha confianza y los rendimientos se mueven entre el 10% y el 20% este año. México también muestra una evolución estable en los mercados, ya que el precio del petróleo ha vuelto a subir.

Tendencias globales de Latinoamérica en el primer semestre

Esto ha sido el pasado y el presente, pero ¿dónde están las oportunidades para la segunda mitad del año? Nosotros no publicamos predicciones, pero podemos hablar de tendencias.

Hace unos días, BlackRock, la mayor gestora de ETF, decidió bajar de categoría la renta variable, porque “las acciones todavía afrontan varios obstáculos”. Bank of América publicó una encuesta en la que los inversores declaraban apostar más por el efectivo, llevando este activo a su mayor proporción desde 200. El oro se ha disparado un 25% desde enero y el índice de volatilidad VIX subió este mes con fuerza después de un trimestre tranquilo.

Son tiempos difíciles para tomar decisiones de inversión. Lo mejor es evitar el pánico. La actual volatilidad tiene que ver con él y las decisiones bajo esta presión son erróneas habitualmente. Los inversores miran al largo plazo. Son tiempos para mantener la calma, evitar cambios repentinos y rebalancear de forma inteligente su cartera.

El primer trimestre confirma que la inestabilidad será la norma del mercado

El cierre del primer trimestre en los mercados confirma que este será un año complicado para la renta variable. La Gran Crisis que ha vivido el mundo desde 2007-2008 no ha acabado del todo, puesto que hay algunos puntos de inestabilidad. Algunos están relacionados con la política internacional: la sombra del terrorismo, las guerras en Oriente Próximo, la lucha interna en la Unión Europea y las elecciones en EEUU son algunas cuestiones a vigilar que afectan la evolución del mercado. Sin embargo, también hay problemas económicos y financieros que resolver: las políticas del BCE muestra que no son suficiente para estabilizar los flujos de crédito europeo y volver a una cierta inflación, mientras que la Reserva Federal se mantiene cauta en los próximos pasos a seguir en la política monetaria. Nadie quiere que se le acuse de ser la causa de una segunda gran recesión.

Los gráficos de T-Advisor muestran estas afirmaciones. Como podemos ver en los dos gráficos inferiores, comparando la tendencia general en las regiones globales, hay una evolución positiva entre el principio del año (superior) y el final del primer trimestre (inferior), pero muy leve con la excepción de Latinoamérica:

Tendencias globales de T-Advisor el 1 de enero de 2016

Tendencias globales de T-Advisor el 1 de abril de 2016

Si comprobamos la evolución por regiones, podemos percibir mucho mejor los cambios específicos:

EUROPA

Evolución de las bolsas europeas en el primer trimestre de 2016

Aparte de la evolución paralela tradicional entre los mercados europeos, hay que subrayar que ninguna bolsa ha registrado rendimientos positivos en lo que va de año. La recuperación desde febrero se detuvo por la inestabilidad provocada por el Brexit (la independencia de Reino Unido de la Unión Europea) y los ataques terroristas en Bruselas, en el corazón de la capital de las instituciones europeas. El BCE tiene también muchos problemas para hacer eficientes sus decisiones, porque su política expansiva no tiene todavía efectos positivos en la economía real para consolidar la recuperación general.

AMÉRICA

Evolución de las bolsas americanas el primer trimestre de 2016

La tendencia es positiva desde la segunda mitad de enero, pero el índice S&P solo ha tenido rendimientos positivos en el año en las últimas semanas del primer trimestre. Las incertidumbres relacionadas con las elecciones en EEUU (no hay un candidato claro que encabece las primarias) y la evolución económica hacen que los inversores sean cautos. Sin embargo, el anuncio de la Fed sobre un retraso en la próxima subida de los tipos de interés fue bien acogido y consolidó la ligera tendencia alcista.

El comportamiento del mercado fue mejor en los países emergentes, aunque algunos cambios se relacionan con cuestiones internas. Por ejemplo, la evolución del Merval argentino en marzo ha sido errática por el acuerdo con los fondos acreedores, que no ha sido visto tan positivo por los inversores. En el caso de Brasil, los casos de corrupción del gobierno han determinado las subidas y bajadas del Bovespa.

ASIA

Evolución de las bolsas asiáticas en el primer trimestre de 2016

Los mayores mercados (Shanghai y Tokio) son verdaderamente bajistas y suman unos rendimientos muy negativos en los que va de año. En China, la burbuja que estalló el pasado verano produjo un aterrizaje brusco en el que todavía se mueve el mercado. La tendencia es errática o, mejor dicho, no hay tendencia. En Japón, ha preocupación por la evolución global, porque el país se apoya en sus exportaciones. Las dudas sobre la economía, subrayadas por el bajo precio del petróleo, y la instabilidad del tipo de cambio con el dólar son dos razones de peso para ser cautelosos.

¿Qué se puede esperar del segundo trimestre? No nos gusta hacer predicciones o copiar lo que otros esperan, sino que preferimos avisar sobre asuntos relevantes:

  • Mire el precio del petróleo: está muy relacionado con la actividad global.
  • Siga las decisiones de la Fed y el BCE: la Fed cada vez es más agresiva y el BCE debe ser más flexible para impulsar el flujo de crédito y la inflación en la Eurozona.
  • Vigile los beneficios del primer trimestre de las empresas, porque proporcionan una guía de la actividad económica.
  • Sea cauto con los mercados emergentes: la evolución del dólar (si la Fed sube los tipos) puede ser negativo para ellos.

EEUU: incertidumbres económicas en un año electoral

La economía americana ha mostrado como una economía abierta puede rendir lo mejor y lo peor. En los años del comienzo de la crisis, hubo una profunda caída en todos los indicadores. El PIB cayó un 8% en un trimestre en 2009, pero al final del año, creció en torno a un 4%. Sin embargo, la evolución muestra una gran inestabilidad y las predicciones son similares, con una perspectiva de entre el 2-3% de crecimiento del PIB para este y el próximo año.

Gráfico de evolución del PIB de EEUU en los últimos años

La pasada tormenta del mercado fue también peligrosa para los inversores. Bajo estas circunstancias, la Reserva Federal eligió una estrategia de “esperar y ver”. Finalmente, en su último encuentro, la institución apuntó dos subidas de tipos en vez de cuatro, como mencionó en diciembre. Las inversiones y las exportaciones se mantienen flojas y una subida de tipos puede encarecer al dólar, lo que no sería muy positivo para futuros desarrollos.

Estas incertidumbres tienen lugar en una año electoral para la presidencia. Las elecciones primarias muestran el siguiente escenario: la lucha demócrata está entre la moderada Hillary Clinton y el liberal (en sentido americano, que en Europea sería socialdemócrata) Sanders; por su lado, los Republicanos están divididos entre el millonario Donald Trump y el senador Ted Cruz. Clinton y Trump, respectivamente, tienen la ventaja. La diferencia es que el Partido Republicano no apoya a Trump. Ya se verá la evolución de esta situación, más aún cuando The Economist ha puesto a Trump en la lista de los 10 principales riesgos globales.

¿Qué está pasando en los mercados estadounidenses? Si tenemos en cuenta el índice S&P 500 como una de las principales referencias, ha habido un crecimiento constante hasta el año pasado, cuando las incertidumbres del mercado volvieron con la crisis china y cómo podía afectar a EEUU, aparte de la caída del precio del petróleo.

Gráfico de T-Advisor: Evolución del S&P 500 en los últimos 5 años

La tendencia global de T-Advisor también muestra la debilidad de este último año:

Gráfico de T-Advisor: tendencia global de EEUU

El panorama inversor no está claro, pero varios expertos son optimistas sobre la evolución positiva del S&P este año, con un cierre mejor que al comienzo del año . Por ejemplo, Oppenheimer es el más optimista y apuesta que el índice de referencia cerrará el año en torno a 2.300 puntos.

En el caso del Dow Jones, estas son las empresa con el mejor rendimiento el año pasado:

Valores del Dow Jones con más ganancias

Por el contrario, estas son las peores:

Valores del Dow Jones con más pérdidas

Llama la atención cómo la tecnología no es una apuesta segura, ya que Microsoft está en cabeza, pero IBM está entre las empresas con peor retorno, por solo mencionar dos marcas muy conocidas.

En resumen, la política tendrá influencia este año en EEUU, pero la maquinaria económica funciona con mucha independencia. Las acciones de la Fed, la evolución del precio del petróleo y el dólar, así como la evolución de Asia tendrán más efecto seguramente que la posible elección entre Trump y Clinton.

Vivimos una crisis en los mercados, pero ¿qué alternativas tengo para mi dinero?

Al principio del año, un analista ya mencionó la razones del mercado bajista que estamos viviendo.

Evolución de las principales bolsas mundiales en el último año

No es solo el crash en China y sus consecuencias (lento desarrollo económico, caída de la demanda de materias primas), sino que hay muchos factores que explicar. Por solo citarlos:

  • El precio del petróleo: lejos de ser una buena noticia, la brusca caída en el precio del petróleo puede mostrar más bien una demanda débil, no un exceso de oferta. Esto significa que el desarrollo económico puede empeorar. Además, las compañías de petróleo está muy endeudadas. Con un precio bajo, sufrirán para devolver esas deudas.
  • Tipos de interés ascendentes en EEUU: La subida de tipos decidida por la Fed el año pasado no será la última en los próximos meses. El crecimiento económico en EEUU muestra algunas señales de alerta este año y los banqueros centrales prefieren esperar en vez de enviar una señal negativa. Ya veremos…
  • Deutsche Bank: recién añadido a la crisis. Uno de los principales bancos de Europa y del mundo presentó unas elevadas pérdidas, pero lo peor fueron las sospechas sobre su solvencia. Esta crisis podría poner el euro en una difícil posición para continuar existiendo.

Evolución de Deutsche Bank desde el 1 de enero

Podríamos mencionar otras, pero mucha gente pregunta: ¿estamos viviendo una recesión de nuevo? Algunos analistas son muy pesimistas, otros están en una posición intermedia. En cualquier caso, la evolución del mercado, que está guiada muchas veces por la irracionalidad, no es un buen pronosticador de crisis económicas.

La pregunta es otra. En crisis anteriores, había alternativas para mover el dinero y obtener beneficios. ¿Cuál es la alternativa ahora? Las acciones se hunden, los inversores están pagando intereses por los bonos más seguros, las materias primas están en sus puntos más bajos en años y los productos bancarios tradicionales ofrecen bajos intereses. Lo mejor que hacer:

  • No entre en pánico: las subidas y bajadas son habituales en los mercados. Incluso las fuertes caídas son comunes. Si tiene una estrategia definida por su perfil de riesgo, manténgala.
  • No se obsesione con las noticias: los medios están continuamente bombardeando con noticias negativas para llamar la atención. ¡Apáguelos!
  • No venda de forma masiva: el mayor error de un inversor es vender en un mercado bajista.
  • Mantenga una perspectiva a largo plazo: los inversores habituales no son traders. Invierten para hacer planes futuros. Si no necesita el dinero ahora, mantenga la calma. Espere hasta que el paisaje esté más despejado.

¿Por qué los bancos centrales son importantes para ti, inversor?

Cuando lee los periódicos, siempre encuentra noticias sobre la Fed, el BCE, el BoE o el BoJ. Son las siglas de los bancos centrales más importantes: la Reserva Federal de EEUU, el Banco Central Europeo para los países del euro, el Banco de Inglaterra en Gran Bretaña y el Banco de Japón. Este año, otro banco ha emergido debido a la influencia de sus decisiones en la economía global: el Banco Popular de China.

¿Qué son estos bancos? No son bancos comerciales, pero tienen funciones relevantes para las economías. El origen es diferente en cada caso: por ejemplo, la Fed se creó antes de la I Guerra Mundial después de una profunda crisis bancaria; el BCE es resultado de un acuerdo entre los países que utilizan el euro como divisa…

¿Cuáles son sus principales funciones? Bueno, los bancos centrales tienen el monopolio de imprimir dinero. Debido a esta responsabilidad, controlan la política monetaria a través del principal instrumento: el tipo de interés. Esto regula la cantidad de dinero en el sistema. También son prestamistas de último recurso para los bancos comerciales. Por supuesto, las funciones son más amplias según el país. Por ejemplo, si la divisa tiene un tipo de cambio fijo con otra, deciden también ese tipo de cambio.

¿Por qué tienen esa influencia? Los gobiernos delegan la política monetaria a estas instituciones. Por lo general, tienen el mandato de controlar la inflación. Este es el principal papel del BCE en Europa. El mandato de la Fed, por el contrario, es doble, porque tiene que tener en cuenta no solo la inflación, sino también el crecimiento económico. Debe tomar decisiones para conseguir ambos objetivos.

Como inversor, ¿por qué son importantes para mí? Seguramente ha visto las noticias en agosto sobre la caída de las bolsas. El origen fue una serie de decisiones repentinas del Banco Popular de China, que devaluó el yuan tres veces en tres días. Los efectos mundiales se pueden percibir en este gráfico:

Gráfico de T-Advisor con el efecto de la devaluación del yuan en las bolsas en agosto

No es el único ejemplo. Las bolsas siguen continuamente los pasos de estos bancos, ya que el tipo de interés tiene una influencia relevante en la evolución de la economía o las empresas. Por ejemplo, se espera que la Fed endurezca este año su política monetaria subiendo los tipos. El debate ha sido continuo desde el año pasado y sigue. Como resultado, el S&P ha sido bastante inestable en los últimos 12 meses. Es importante la caída antes de Navidad, cuando la Fed se reunió por última vez en 2014:

Evolución del S&P en el último año

La relevancia de la Fed es enorme en el mercado de materias primas, en tanto que está denominadas en dólares. En el caso del BCE, ha construido un vocabulario propio. Fue famoso con el anterior presidente Jean-Claude Trichet que las subidas de los tipos se anunciaran dos meses antes diciendo que la institución era “vigilante” con la evolución de los precios y un mes antes diciendo “muy vigilante”. El banco prefiere ser previsible para evitar bruscos movimientos en los mercados. El actual presidente Mario Draghi se hizo famoso, porque sus palabras defendiendo el euro detuvieron la inestabilidad sobre esta divisa en 2012.

En cualquier caso, usted, como inversor, debe seguir lo que dicen los bancos centrales. Si es un trader, siga cada palabra. Si es un inversor de largo plazo, vigile las declaraciones para rebalancear su cartera en determinados momentos.

Crisis en agosto y el papel de China en el mercado actual

Este verano ha sido especialmente tormentoso en los mercados financieros. El cóctel incluía dos ingredientes:

  • En primer lugar, la interminable crisis griega, que interpretó su último espectáculo en julio después del fracasado referéndum. Todavía hay dudas de que el último rescate resuelva el problema o simplemente lo retrase.
  • En segundo lugar, la crisis china. Esta es más importante, porque mostró que China ya tiene una gran influencia en la economía y las finanzas mundiales. Como explica The Economist, el mundo se puso nervioso. China ya es un punto de referencia muy relevante para los inversores.

La crisis china ha mostrado que el desarrollo de la segunda (por poco tiempo) economía más grande del mundo es todavía débil, porque necesita fortalecer diversas instituciones y mecanismos, además de su propio modelo. La sorprendente devaluación fue la señal de que los inversores debían huir. Sin embargo, como muestra el gráfico del T-Report, los rendimientos de la bolsa de Shanghai son un 41% superiores comparados con agosto de 2014.

Gráfico de la evolución de la bolsa de Shanghai en 2015

El problema no se limitó a China, porque el mercado es uno de los principales tenedores de deuda, consumidor de materias primas e inversores en países emergentes. Como el dominó, las piezas empezaron a caer:

  • El precio de las materias primas está en mínimos de hace años.
  • Los mercados emergentes pusieron la alerta, puesto que la perspectiva es que la demanda china de materias primas caiga. Entonces, tanto la evolución del mercado como las previsiones económicas empezaron a ser negativas.

En medio de la tormenta, la Reserva Federal mostró sus dudas sobre la anticipada decisión de subir los tipos de interés. Bajo las actuales condiciones de mercado, la institución monetaria cree que esta decisión puede ser peor para la futura evolución de la economía.

Pero la pregunta para el inversor común es: ¿qué puedo hacer? La deuda de países desarrollados ofrece un bajo interés, los mercados desarrollados se hunden y los mercados emergentes, que fueron anteriormente una alternativa, están peor. Incluso China, que navegó en medio de la Gran Crisis con éxito, muestra sus pies de barro. Entonces, ¿qué hacer?

Cuadro comparativo de 4 principales mercados mundiales

Una estrategia de inversión debe enfocarse a la preservación de capital. Estos fueron los resultados de las carteras modelo europeas de T-Advisor, siguiendo esta estrategia:

Mercado

Pérdida en los últimos 30 días

Pérdida de la cartera modelo en los últimos 30 días

DAX

-12.47%

-6.22%

IBEX 35

-11.3%

-7.42%

FTSE 100

-9.34%

-0.94%

La única solución en la actual agitación es clara: buena información de los activos, herramientas para seleccionar los mejores, rebalanceos y una estrategia centrada en la preservación de capital para reducir posibles pérdidas.

Tendencias globales de mercado: los mercados en enero

Este año ha comenzado con los mercados al ritmo de hard rock. La lista de cifras y eventos es larga y todos ellos tienen efectos en los mercados. Obama declaró el fin de la crisis, la izquierda radical ganó en Grecia, el BCE comenzó la expansión monetaria europea, China creció al ritmo más lento desde 1990… ¡Imposible perdérselo!

En primer lugar, es necesario tener en cuenta una cuestión de macroeconomía. El FMI redujo la perspectiva de crecimiento global para 2015 el mes pasado. Entre los riesgos, se encuentra el precio del combustible más bajo. ¿Por qué? Sí, favorece el consumo y reduce los costes industriales, pero puede alimentar la tendencia deflacionaria. La deflación es muy peligrosa, ya que la gente tiene a posponer decisiones de inversión y de compra. El precio actual ronda los 50 dólares, pero la presión de los productores árabes puede empujar a un nivel más bajo.

Tendencias globales de mercado en T-Advisor

Varios expertos ya han avisado de que 2015 sería un año inestable para la economía. Sin embargo, el Presidente de EEUU Obama dijo en su discurso sobre el Estado de la Unión que la crisis económica había terminado. La economía americana ha experimentado una recuperación, pero la Reserva Federal todavía es reticente a aumentar los tipos, ya que no percibe riesgo inflacionista. Aunque los observadores tienden a pensar que el banco central americano subirá los tipos en verano, todavía es pronto para tener una perspectiva clara sobre tal decisión con la actual inestabilidad.

Tendencia global de EEUU en T-Advisor

En Europa, el BCE hizo finalmente lo que muchos economistas recomendaban hace meses, incluso años: una expansión monetaria imprimiendo dinero. La expansión monetaria europea aumentará el balance del BCE en 1 billón de euros, pero los efectos se tomarán por lo menos seis meses. En cualquier caso, los mercados organizaron su propia fiesta, hasta que los griegos votaron al partido de izquierda radical Syriza en las últimas elecciones. El nuevo primer ministro griego declaró su intención de negociar la deuda nacional, pero los socios europeos no están de acuerdo. Los mercados han sufrido bruscas subidas y bajadas. Otro punto de inestabilidad fue la decisión del Banco Nacional Suizo de acabar con el tipo de cambio fijo del franco con el euro, cuestión no prevista por los inversores.

Tendencia global de Europa en T-Advisor

Latinoamérica es todavía la región mundial más débil. Como explica el FMI, estos países son muy dependientes del petróleo y las materias primas. La tendencia de precios negativa en la actualidad para estos productos está castigando la evaluación del mercado hacia la región.

Tendencia global de Latinoamérica en T-Advisor

En Asia, China registró el menor crecimiento (“solo” un 7,4%) desde 1990, lo que muestra cierta debilidad en su desarrollo. Estas cifras ha detenido parcialmente la tendencia disparada desde que el Banco Popular de China redujo sus tipos en noviembre.  En Japón, la reciente victoria electoral del primer ministro Abe garantiza que sus decisiones de expansión económica continuarán, pero está por ver si tiene efectos después de 25 años de debilidad.

Tendencia global de Asia en T-Advisor

Los mercados se enfrentan a varios riesgos a corto plazo

La situación mundial actual tiene varios puntos de inestabilidad para los mercados. El año pasado se obtuvieron altas ganancias después de los años de la crisis financiera, pero 2014 ha empezado con un paisaje más complejo, principalmente en los mercados emergentes, como ya hemos publicado anteriormente en este blog.

Riesgos: tendencias globales de los mercados

Como vemos en el gráfico de arriba, la principal tendencia todavía es bajista por todos los mercados. ¿Qué está pasando? El primer problema tiene que ver con los bancos centrales. Janet Yellen, nueva presidenta de la Reserva Federal de Estados Unidos, parece ser “paloma”, como se dice habitualmente en el argot financiero, ya que prefiere retrasar de algún modo los recortes de la expansión cuantitativa o, por lo menos, esperar más para una subida de los tipos de interés (anunciada para 2015), no vinculada a una tasa de desempleo concreta. ¿Es esto bueno? No necesariamente, si la Fed menciona en su reunión de hoy y mañana que la recuperación económica de Estados Unidos es más lenta de lo previsto.

En el otro lado del Atlántico, el presidente del BCE, Mario Draghi, anunció sorprendentemente en su última conferencia de prensa que la institución no tomará ninguna decisión en la política monetaria aunque los flujos de crédito son todavía bajos, hay riesgos bajistas para la inflación y el tipo de cambio euro-dólar está tocando la barrera psicológica de 1,40 dólares. Este tipo de cambio supone riesgos para las exportaciones europeas y tiene influencia en el descenso de la inflación, ya que los precios de importación presionan los precios a la baja. Una perspectiva de precios más bajos es crítica, porque retrasa las decisiones de compra de consumidores e inversores.

En el frente asiático, China preocupa a los mercados, ya que hay algunos signos peligrosos relacionados con el sector financiero y exportador, entre otros. Pero los mercados siguen con cuidado la situación en Ucrania. Los recientes acontecimientos políticos en Crimea han aumentado la preocupación por los efectos de las sanciones económicas impuestas a Rusia por la UE y Estados Unidos, aparte del riesgo de un conflicto a pie de tierra.

Las próximas semanas serán decisivas para observar la evolución de los mercados: ¿será la inestabilidad parte del 2014? ¿O son estos riesgos una excepción dentro de una posible tendencia alcista?

La inestabilidad domina en los mercados emergentes

La política monetaria en muchos países está experimentando un cambio profundo después de varios años de relajación debido a la crisis económica y financiera. La Reserva Federal de Estados Unidos es la máquina que ha generado este movimiento. El anuncio en diciembre de que el banco central reducía sus compras de deuda (conocido ampliamente como Quantitative Easing), originalmente centrada en evitar la deflación y promover la mejora económica, ha provocado un terremoto en los mercados emergentes. ¿Por qué? Ya había signos en agosto, pero estos países son ahora menos atractivos, ya que la perspectiva del tipo del bono americano tiende a subir.

Los mercados emergentes se beneficiaron estos años de los flujos de capital de los países desarrollados. Tasas de interés bajas y la crisis económica en Estados Unidos, Europa y Japón los pusieron en el punto de mira de los inversores. Pero la cancelación de la QE continuada en reunión de la Reserva Federal de la semana pasada activó las alarmas. El FMI alertó sobre una posible tormenta económica en los países en desarrollo, pero era demasiado tarde: India, Brasil, Sudáfrica y Turquía subieron sus tipos de interés para proteger sus divisas y mantener el atractivo para los inversores. En el caso particular de Turquía, el banco central dobló sus tasas. Sin embargo, la volatilidad estalló y los osos dominaron los mercados. El siguiente gráfico, extraído de T-Advisor, muestra los cinco peores mercados la pasada semana:

Mercados emergentes: Los cinco peores mercados la última semana de enero de 2014

Pero los efectos se multiplicaron y afectaron a todo el mundo, como vemos en este gráfico de T-Advisor:

Mercados mundiales la última semana de enero de 2014

Posiblemente, la crisis de 1997-98 no se repetirá, en tanto que los mercados emergentes tienen otras fortalezas, pero la inestabilidad será la nota dominante en los mercados los próximos meses.

La Reserva Federal de Estados Unidos tenderá seguramente a continuar su cancelación de la QE a ritmo lento, pero los mercados dan por hecho que este año será el último de la relajación monetaria. El dólar tendrá a fortalecerse y el bono americano tenderá a subir. En el otro lado del océano Atlántico, el BCE tendrá a mantener una política monetaria flexible, ya que la institución observa algunos riesgos deflacionistas. La pregunta abierta es si el Banco Central Europeo actuará por sorpresa como lo hizo en noviembre con un recorte de tasas inesperado.

Estos cambios en los flujos de capital mundiales tendrá un impacto profundo en los mercados emergentes. Los inversores deberían buscar la mejor información para reaccionar inmediatamente y evitar posibles pérdidas en sus carteras.

Recorte de tipos del BCE: posible impacto y efectos

La decisión de Mario Draghi y el Consejo de Gobierno del BCE de recortar los tipos de interés la pasada semana fue una sorpresa para inversores y mercados. Habitualmente, la institución que rige la política monetaria europea evitaba recortes repentinos en los tipos, pero las últimas cifras de inflación de la Eurozona (del 1,1% de septiembre al 0,7% de octubre) junto con una fuerte apreciación del euro frente al dólar (hasta su máximo anual en 1,38 dólares) fueron causas determinantes.

El impacto inmediato en los mercados financieros fue positivo: los índices subieron como suele ocurrir ante este tipo de decisiones, pero la atención de los inversores está dividida atenta a la evolución del otro lado del Atlántico. El PIB del tercer trimestre de Estados Unidos subió más de lo esperado y aumentó las preocupaciones sobre el recorte del QE3 (es decir, que la Reserva Federal podría empezar a reducir las compras de deuda estadounidense llevadas a cabo para expandir el crédito y favorecer una recuperación más rápida de la crisis económica). Los mercados cambiaron el sentimiento a negativo.

La actual situación de la política monetaria en los principales bancos centrales mundiales es relajada, con el fin de impulsar la debilidad de las economías. El Banco de Japón mantiene su tipo en 0%, la Fed cerca del 0% y el BCE se une ahora al grupo con un tipo no muy lejano (0,25%). Los analistas y expertos tienen diferentes puntos de vista sobre las próximas consecuencias.

El responsable de estrategia de divisas del banco USB, citado por Reuters, afirmó que el BCE podría haber optado mejor por otros instrumentos, como una tasa de depósito negativa para los bancos, más créditos baratos a largo plazo o incluso un programa de “Quantitative Easing” como en Estados Unidos. Estas medidas habrían tenido un efecto mayor para impulsar el flujo del crédito, según el experto del USB, que es la principal preocupación para el sistema monetario. En la misma línea, un analista del banco privado Berenberg, citado por Spiegel, señaló que el recorte “no dañaría nada, pero tampoco haría mucho”.

The Economist recordaba que Draghi señaló “otra artillería” si el recorte de los tipos no era suficiente. Los fantasmas de la deflación y el estancamiento económico de Japón sobrevolaron Fráncfort la semana pasada. En cualquier caso, el BCE tomó la decisión tal vez, como cree el economista Paul Krugman, porque la institución no está tan segura de que “Europa haya salido del túnel” de la crisis. Sin embargo, debe recordarse que el mandato del BCE se limita al control de la inflación, no a la mejora de la economía y el empleo, como la Reserva Federal.