Tag Archives: Macroeconomía

Factores externos que debes considerar para tu cartera

Acciones, fondos y ETFs, como activos, tienen sus propios ratios y cifras que nos ayudan a decidir si los compramos o vendemos para nuestras carteras. Como ya hemos escrito, hay diversas medidas, como rentabilidad, volatilidad, riesgo, análisis técnico y muchas más.

Pero los activos no están en un mundo paralelo y les afectan factores externos. Por eso, un inversor debe estar siempre alerta a las noticias. Puedes tener una buena cartera con un estupendo score, pero pueden ocurrir acontecimientos repentinos e inesperados. Esta es una lista breve de algunas circunstancias que pueden cambiar todo en la evolución positiva de nuestra cartera:

  • Macroeconomía: si invertimos en activos de un país concreto, debemos tener en cuenta la evolución del propio país. PIB, inflación, deuda y déficit público son algunas de la cifras a evaluar. Cuando una compañía, por ejemplo, depende del consumo interno, debes seguir la variación del consumo global en ese país. Una alta deuda también es un riesgo, si has comprado bonos locales.
  • Evolución del sector: cuando inviertes en una compañía, debes considerar la evolución global de su sector económico. Por ejemplo, el petróleo ha estado en las portadas en el primer semestre del año y ha tenido efectos en el valor de las petroleras. Esto también afecta a fondos y ETFs vinculados a un sector específico.
  • Evolución individual de la empresa: balances, cuentas de resultados y, muy importante, inversiones y expectativas sobre el negocio futuro son algunos de los hechos a seguir.
  • Tipos de interés: ahora estamos viviendo una situación extraña, porque los tipos oficiales de interés están en torno a cero o incluso negativos. Los tipos de interés tiene una fuerte conexión con los intereses que ofrecen los bonos. También son la condición para valorar la posible rentabilidad de diferentes tipos de activos. Si los intereses son altos, los inversores posiblemente miren hacia fondos de renta fija, bonos o incluso depósitos. Si son bajos, se irán hacia renta variable.
  • Política: el dinero huye de la inestabilidad e intenta descansar en puertos seguros. Agitación social, cambios políticos por elecciones o enfrentamientos entre países (no necesariamente una guerra) son situaciones para tener en cuenta con el fin de decidir las inversiones más seguras.
  • Lo inesperado: hay también un agujero negro de situaciones inesperadas, como un ataque terrorista, la quiebra de una empresa o un crash de repente en el mercado de valores (¿quién podía haber predicho el Lunes Negro de 1987?).

Sí, podemos pensar que tenemos todo bajo control, que los ratios de nuestra cartera son imposibles de mejorar, pero las inversores no solo dependen de cifras internas. Vivimos en un mundo donde ocurren muchas cosas y varias tienen grandes consecuencias para nuestro patrimonio. ¿Mencionarías algún factor más para nuestra lista?

Perspectivas de mercado 2016: qué podemos esperar para el próximo año

Diciembre es un mes para analizar los resultados de nuestras inversiones y mirar que puede ocurrir en el próximo año. ¿Cuáles son las expectativas, perspectivas y previsiones para 2016?

Macroeconomía

Las últimas proyecciones del FMI sobre el PIB daban por hecho que la economía mundial crecería más que en 2015. India, las antiguas repúblicas soviéticas (menos Rusia), México y los países desarrollados encabezarían esta evolución positiva. China crecerá, pero a menor ritmo. Los peores resultados son para Brasil y Rusia, donde habrá decrecimiento.

Bancos centrales

La reunión de la Fed de la próxima semana decidirá sobre una posible subida de tipos de interés después de 10 años y algunos piensan que el banco central de EEUU tiene razones para hacerlo, ya que el crecimiento y el empleo son fuertes en la primera economía. Sin embargo, una subida de tipos podría tener efectos negativos en el dólar, ya que se fortalecería frente al euro (posiblemente hasta la paridad) y las exportaciones serían más caras. Lo que se da por hecho es que el BCE y el BoJ mantendrán su posición blanda debido a la debilidad de la recuperación en sus áreas.

Acciones

Las noticias no son muy buenas para las acciones americanas, puesto que varios expertos están de acuerdo en un crecimiento débil o incluso retroceso del S&P en 2016. Por otra parte, las acciones europeas tendrán más rendimientos que las americanas, aunque los analistas avisan sobre los efectos de un débil crecimiento económico en 2016.

Bonos y materias primas

El petróleo seguirá débil o más barato, si tenemos en cuenta algunas previsiones. Los países de la OPEP no reducen su producción y los inventarios de EEUU están en máximos. La tendencia bajista también es segura para el resto de materias primas, porque el menor crecimiento de China condicionará estos mercados, ya que el gigante asiático demandará menos.

Por lo que se refiere a los bonos, no habrá muchos cambios, ya que los bancos centrales mantendrán todavía su actual política, con la posible excepción de la Fed, cuya posible subida de tipos no tendrá un enorme efecto en los rendimientos.

Este es el consenso general del mercado. Por supuesto, la vida es algo abierto y puede haber sorpresas que puedan mover hacia algo más positivo o negativo: la elección del próximo presidente de EEUU, la evolución del Daesh y la guerra en Siria o cualquier de las extravagantes predicciones que Saxo Bank publica típicamente al final de año…. Esperemos que no ocurra ninguna.