Tag Archives: Liquidez

Riesgo y volatilidad: no son realmente lo mismo

Riesgo y volatilidad en el buscador de activos de T-Advisor

Muchas veces leemos comentarios sobre la alta volatilidad de un activo, como si fuera un signo de alto riesgo. Esto no es necesariamente verdad, porque puede encontrar diferentes activos con volatilidad similar y rendimientos diferentes: unos positivos y otros negativos.

La volatilidad informa de la variación del precio de un activo en un periodo de tiempo o la desviación del rendimiento respecto de su media. Una alta volatilidad sugiere fuertes subidas y bajadas en el precio del activo. Esto significa para el inversor medio que es más arriesgado, porque puede perder dinero con más rapidez… pero también puede obtener mayores beneficios.

La cuestión es que la volatilidad no es una medida de riesgo por si sola. Tiene que ponerse en relación con otras cifras. Por ejemplo, tiene que observar la liquidez, porque un activo ilíquido tiene más riesgo, ya que es más difícil de vender y recuperar su dinero.

La volatilidad también informa del pasado, porque es el espejo donde encontrar la información sobre lo que ocurrió con los precios hasta hoy. No puede obtener otro tipo de información sobre el riesgo. Por ejemplo, no informa sobre el riesgo de contrapartida, es decir, invierte en bonos y el emisor no tiene dinero para pagar su cupón. Para obtener ese tipo de datos, tiene que mirar otros parámetros.

La lista de riesgos es larga, pero no puede percibirse por la volatilidad. Es muy importante para los inversores entender la diferencia, ya que muchos consiguen buenos resultados jugando con la volatilidad de los activos. Como dijimos antes, puede ser una oportunidad.

Una medida relevante para el riesgo es el Value at Risk o valor en riesgo, conocido por las siglas VaR, pero también tiene que observar la diversificación (en el caso de un fondo o su propia cartera), la correlación con otros activos o la liquidez. En resumen, si considera la volatilidad como el único medio para controlar el riesgo de los activos, cometerá un error. El análisis de riesgos es una combinación de varias cifras que tiene que ponerse en relación para obtener una percepción global.

¿Qué oportunidades de mercado publicamos y por qué?

T-Advisor, su suite para la gestión independiente de inversiones, tiene un módulo que ayuda a los inversores a encontrar nuevas ideas para mejorar sus rendimientos. Estas “Oportunidades de mercado” tienen una lista de acciones de bolsas de todo el mundo que nuestro algoritmo selecciona y actualiza cada lunes. Por eso, publicamos un post todas las semanas con una selección, pero ¿qué criterios utilizamos para elegir algunas de ellas?

En primer lugar, investigamos en todos los mercados para encontrar que acciones se han seleccionado. La pantalla muestra inicialmente solo algunas cifras de los valores de cada mercado. Tomamos en cuenta la tendencia. Optamos por aquellas con una tendencia alcista y una pendiente de menos del 1%. ¿Por qué? Porque preferimos incrementos estables y progresivos en vez de repentinos que convierten al valor en más volátil.

Pantalla de "Oportunidades de mercado" en T-Advisor

La selección continúa comprobando varias cifras en el T-Report:

  • La liquidez: tiene que ser superior a 5.
  • El score: tiene que ser también superior a 5 o 6.
  • El rendimiento: tiene que ser positivo en el año y mostrar también una cifra positiva en el año anterior para confirmar que la acción no sufre una fuerte variación.

T-Report con cifras de volatilidad, score y rendimiento

Por último, miramos el gráfico de evolución del año. Evitamos gráficos con fuertes variaciones o repentinos saltos alcistas. Preferimos tendencias positivas continuas para huir de riesgos elevados. Puede ver claramente la diferencia en estos gráficos:

Gráfico con pendiente suave en un T-Report

Gráfico con pendiente fuerte en T-Report

Creemos que las inversiones deben ser para el largo plazo. El trading es también una posibilidad para los inversores. No somos críticos, pero preferimos un modelo más estable. Por eso nuestras propuestas semanales tienden a ser apuestas por esa idea. Por supuesto, los mercados cambian a diario, pero no significa que los inversores tengan que reaccionar inmediatamente a cada evento. Las carteras deberían tender a ser estables e incluir cambios cuando sus objetivos y perfil de riesgo cambian, porque usted evoluciona también como inversor, o cuando sus valores ya no juegan un papel positivo. Por eso es relevante la visión a largo plazo. Así evita cambios repentinos… y errores guiados por el momento.

Riesgo en inversiones: algunas cifras para mirar en los activos

Apartado sobre riesgos en el T-Report de T-Advisor

Si usted es inversor, debe aceptar el riesgo. Ya hemos escrito anteriormente sobre los diferentes riesgos en inversiones. La pregunta es: ¿se puede medir el riesgo? Bueno, el riesgo es un ratio cualitativo, pero podemos obtener pistas a través de medidas cuantitativas.

La volatilidad es una de estas medidas. ¿Significa que una alta volatilidad es lo mismo que alto riesgo? Depende del activo. En primer lugar, la volatilidad no mide el riesgo, sino la variación de precios en un determinado periodo. Si hay una gran desviación del precio medio, es muy volátil. Por supuesto, es arriesgado, en tanto que los precios cambian de forma abrupta y el inversor puede ganar o perder de repente. Sin embargo, piense en otro activo, como el inmobiliario. Los precios no son tan volátiles, pero es arriesgado, porque tiene otros riesgos: de contrapartida, de inflación…

El grado de liquidez es también importante para medir el riesgo, ya que un inversor puede percibir la frecuencia con la que un activo se compra o se vende. Una baja liquidez muestra que un activo tiene un alto riesgo de que no encuentre un comprador cuando quiere vender.

Una de las  medidas más importantes para el riesgo es el Valor en Riesgo o Value at Risk en inglés, conocido por sus siglas VaR. Este índice muestra cuánto puede perder un inversor como máximo con una probabilidad del 95% en un determinado periodo. Cuanto más elevada sea la cifra, más riesgo hay de perder dinero.

La correlación también ofrece pistas sobre el riesgo. La cifra tiene un rango entre -1 y 1. En este caso, el activo se compara con otro activo, con su sector o con el índice bursátil de referencia. Si la correlación es 0 o cercana a 0, no hay correlación. Si es 1 o cercana a 1, hay una alta correlación: el activo sigue la tendencia de la referencia. Sin embargo, si es -1 o cercano a -1, la correlación es inversa: el activo se mueve en la tendencia opuesta a la referencia. Esto es muy útil para periodos negativos, por ejemplo.

Como ve, el riesgo no tiene una medida concreta. Tiene que investigar en las cifras para descubrir si el activo es arriesgado y si el nivel de riesgo del activo es aceptable para su perfil. El T-Report de T-Advisor le da todos los detalles sobre los datos de riesgo que un inversor necesita saber para tomar decisiones.

Liquidez y volatilidad, una relación inversa

Datos de volatilidad y liquidez de valores en T-Advisor

Los mercados financieros tienen un factor constante a considerar: el riesgo. Cuando invertimos nuestro dinero en cualquier activo, corremos un riesgo, porque no es seguro que el valor suba tanto como esperamos. Es más, no es seguro siquiera que suba.

El análisis de los riesgos en nuestras inversiones debe tener en cuenta dos medidas: liquidez y volatilidad. La liquidez informa sobre la capacidad del activo de venderse sin cambiar significativamente el precio y con una pérdida mínima. Por ejemplo, la vivienda es menos líquida que los bonos o las acciones. Este ejemplo se percibe claramente, pero no es tan claro cuando comparamos acciones o bonos. Las herramientas de análisis técnico y fundamental son necesarias para estos casos.

Por su parte, la volatilidad informa sobre la variabilidad del precio de un activo en un determinado periodo. Dicho de otro modo, cuando se alejan los precios actuales de su media. Cuantos más altibajos, más volátil. Hay muchas razones que alteran fuertemente los precios: una crisis, rumores, datos, decisiones políticas o económicas. Hay varias referencias para medir la volatilidad en los índices bursátiles: VIX para el S&P500, VXN para Nasdaq o VXD para el Dow Jones, por mencionar sólo algunos de una larga lista.

Por separado, ambas medidas ofrecen al inversor algo de información, pero conectado ambas se obtiene mucho más. Hay una correlación inversa, porque un activo muy volátil es menos líquido. El dinero se expone a más pérdidas cuando corremos estos riesgos. Pero aquéllos que siguen los mercados y utilizan herramientas de información sobre acciones para hacer trading pueden obtener mayores retornos beneficiándose de estos cambios bruscos en los precios.

Este es, por ejemplo, el caso de T-Advisor. La suite ofrece estudios gráficos sobre la volatilidad y liquidez de cada acción. Un inversor tiene disponible los datos de volatilidad de los últimos 6 años y una evaluación del riesgo. También se compara la volatilidad de las acciones con los principales índices como MSCI o Euronext. Después de conseguir la mejor información, es sólo cuestión de una decisión del inversor: ¿cómo es su perfil de riesgo inversor?

Cuadro comparativo de volatilidad de valor e índices en T-advisor