Tag Archives: correlación

¿Cómo entender las cifras de mi cartera para conseguir mejores resultados? (II)

Ya hemos escrito sobre algunas cifras relevantes para gestionar su cartera, como la evolución de la rentabilidad, la ponderación de los activos y la relación entre rentabilidad y volatilidad. Hay otros tres parámetros a tener en cuenta en su cartera. Están relacionados con la diversificación de los activos de su cartera.

Siempre se dice que la diversificación limita el riesgo y le ayuda a evitar grandes pérdidas. Esto depende de cómo se considere. Por ejemplo, puede tener varios activos, pero no significa que la cartera esté diversificada. Por el contrario, puede tener una baja diversificación, si los activos están muy correlacionados. En este caso, un movimiento en uno de ellos tienen efectos en el resto.

Otro ítem relevante a obtener de su cartera es la contribución al riesgo. Estas cifras explican la proporción de cada valor respecto al riesgo total de su cartera. Este análisis ayuda a tomar decisiones, como vender una acción o un fondo si el riesgo está muy relacionado con el rendimiento que proporciona al conjunto.

contribución al riesgo en una cartera de T-Advisor

En este gráfico, se puede ver la diferente contribución al riesgo de cada acción en una cartera específica centrada en Alemania. Si comparamos este gráfico con el peso de cada activo, IWKA es el mayor, seguido de Dialog Semicon. Sin embargo, ambos proporcionan las mayores ganancias no realizadas (59% y 46%, respectivamente). Por el contrario, BB Biotech AG tiene una pérdidas no realizadas del 78,5%, pero el peso es del 1,83% de la cartera. Por eso, su contribución al riesgo es baja.

Por último, la última medida de diversificación es el beneficio en diversificación. Ya hemos hablado de ella, pero es interesante vincular esta cifra con otras para analizar la cartera. El beneficio de diversificación cuantifica cuánto gana o cuánto evita perder si diversifica sus inversiones.

Beneficio en diversificación en T-Advisor

Como muestra la tabla, una inversión diversificada protege contra mayores riesgos, si el ciclo inversor es negativo para usted. En este caso, el inversor evita perder un 24% más.

En T-Advisor, también puede comprobar su diversificación en la pestaña de “seguimiento” del informe de su cartera.

Seguimiento de diversificación en T-Advisor

Como ha podido ver en ambos artículos, es necesario analizar sus inversiones desde diferentes puntos de vista y conectar diferentes cifras para comprender la calidad de su cartera. Si no entiende alguna de estas cifras, tendrá que enfrentarse a problemas con su dinero.

Comparando mis activos con sus índices de referencia: algunas cifras para analizar

Cifras de relación entre activos e índices de referencia

Como inversores, buscamos los mejores rendimientos. Un buen rendimiento no solo es una cifra absoluta, sino también relativa, cuando hacemos comparaciones. Por ejemplo, si una acción de nuestra cartera tiene un rendimiento del 10% en un año, podemos pensar que es una buena cifra, en términos absolutos. Pero si el índice de referencia de la acción ha rendido un 15%… bueno, pues no está tan bien. Por eso, es interesante tener en cuenta algunas cifras para entender si nuestro valor tiene una buena calidad comparado con su índice de referencia:

  • La tendencia relativa del valor frente al índice: compara ambos comportamientos. Si la cifra es positiva, el valor es fuerte frente al índice. En caso contrario, hay una debilidad. Es una señal para detectar si la acción o el fondo rinde adecuadamente frente al índice.
  • Error de tracking: este indicador mide la desviación de la diferencia en los retornos diarios de un valor y el índice de referencia. Una cifra más alta muestra que los retornos diarios del valor tienen una mayor diferencia comparado con los del índice.
  • R 2: mide la similitud del comportamiento diario tanto de activo como del índice. Si la cifra es cercana a 1, hay un fuerte paralelismo. Si es cercana a 0, no hay relación.
  • Correlación: si la R 2 mide la similitud del comportamiento, este otro ofrece una información más específica. Si la cifra es cercana a 1, hay una correlación positiva (ambos se mueven idénticamente en la misma tendencia). Si es cerca de -1, hay una correlación negativa (ambos se mueven idénticamente en tendencias opuestas). Si es cercano a 0, no hay correlación.

R 2 y correlación son muy importantes para encontrar activos no vinculados con el índice de referencia si su evolución es negativa, por ejemplo, cuando el índice se hunde. Por otra parte, es también interesante para encontrar activos correlacionados cuando el índice se dispara al alza.

  • Alfa y beta: ambos son bastante importantes para medir el rendimiento superior y la volatilidad de un activo comparado con su índice de referencia. Hicimos una explicación más amplia en este post. Un comportamiento típico de inversor es buscar activos con un buen alfa.

Por supuesto, el análisis de una única de estas referencias no es suficiente para tener idea de la relación entre un activo y su índice. Tenemos que ver todos los datos y conectarlos para entender de forma correcta si deberíamos poner en ellos nuestro dinero o simplemente salir corriendo.

Ideas para sobrevivir con tus inversiones en tiempos políticos de riesgo

Inversiones: alcistas contra bajistas

Se ha hablado de este año varias veces como un año en el que los riesgos políticos tendrán un papel: el Brexit, Trump, las elecciones en Francia y Alemania, entre otros. Habitualmente, pensamos en otro tipo de riesgos cuando hablamos de inversiones, pero en este caso es posible que tengamos que considerar el factor político.

En cualquier caso, queremos conseguir los mejores retornos con el mejor riesgo. ¿Cómo podemos mover nuestros activos en 2017 en este escenario?

En primer lugar, chequéate. No, no hablamos de ir al médico, sino de tus necesidades y planes financieros. Haz tu presupuesto, organiza un cash flow, analiza tus gastos y piensa en tus metas financieras.

En segundo lugar, analiza detenidamente tu cartera. ¿Está bien diversificada? ¿Has comprobado recientemente la evolución y considerado un rebalanceo? Es importante tener en cuenta que la diversificación no es una cuestión de número de activos o diferente tipo de ellos (renta variable, renta fija…). Tiene que ver más con evitar correlaciones y considerar factores. ¿Qué significa aquí factor? Piense que tiene diferentes tipos de activos en Reino Unido. Si todas sus inversiones están vinculadas con este país, tiene el factor Brexit y este asunto político condicionará los resultados. Esto implica una mirada amplia sobre la realidad.

En tercer lugar, con la finalidad de elegir los mejores activos para tu cartera en tiempos inciertos, recuerda comprobar algunas cifras, como:

  • Volumen y liquidez: es muy relevante que el activo tenga una alta tasa de intercambio en el mercado y que sea fácil de vender, para evitar el riesgo de contrapartida.
  • Volatilidad: cuanto mayor es, mayor es el riesgo de que tengas que enfrentarte a profundos cambios de precio.
  • Rentabilidad pasada y bootstrapping: es verdad que los retornos pasados no garanticen los futuros, pero un análisis de la tendencia pasada combinada con un forward test a futuro a través de una herramienta de bootstrapping puede ser muy útil para seleccionar los mejores valores para su cartera.
  • La correlación con su mercado de referencia: esto es muy importante, sobre todo si el mercado tiene mucho riesgo.

Por último, la principal regla para los inversores en tiempos inciertos (como los que vivimos) es el sentido común. Invierte solo el dinero que te sobra, no el que utilizas para pagar la hipoteca, piensa en la regularidad y seguridad de tus ingresos y sea razonable con sus metas.

Riesgo en inversiones: algunas cifras para mirar en los activos

Apartado sobre riesgos en el T-Report de T-Advisor

Si usted es inversor, debe aceptar el riesgo. Ya hemos escrito anteriormente sobre los diferentes riesgos en inversiones. La pregunta es: ¿se puede medir el riesgo? Bueno, el riesgo es un ratio cualitativo, pero podemos obtener pistas a través de medidas cuantitativas.

La volatilidad es una de estas medidas. ¿Significa que una alta volatilidad es lo mismo que alto riesgo? Depende del activo. En primer lugar, la volatilidad no mide el riesgo, sino la variación de precios en un determinado periodo. Si hay una gran desviación del precio medio, es muy volátil. Por supuesto, es arriesgado, en tanto que los precios cambian de forma abrupta y el inversor puede ganar o perder de repente. Sin embargo, piense en otro activo, como el inmobiliario. Los precios no son tan volátiles, pero es arriesgado, porque tiene otros riesgos: de contrapartida, de inflación…

El grado de liquidez es también importante para medir el riesgo, ya que un inversor puede percibir la frecuencia con la que un activo se compra o se vende. Una baja liquidez muestra que un activo tiene un alto riesgo de que no encuentre un comprador cuando quiere vender.

Una de las  medidas más importantes para el riesgo es el Valor en Riesgo o Value at Risk en inglés, conocido por sus siglas VaR. Este índice muestra cuánto puede perder un inversor como máximo con una probabilidad del 95% en un determinado periodo. Cuanto más elevada sea la cifra, más riesgo hay de perder dinero.

La correlación también ofrece pistas sobre el riesgo. La cifra tiene un rango entre -1 y 1. En este caso, el activo se compara con otro activo, con su sector o con el índice bursátil de referencia. Si la correlación es 0 o cercana a 0, no hay correlación. Si es 1 o cercana a 1, hay una alta correlación: el activo sigue la tendencia de la referencia. Sin embargo, si es -1 o cercano a -1, la correlación es inversa: el activo se mueve en la tendencia opuesta a la referencia. Esto es muy útil para periodos negativos, por ejemplo.

Como ve, el riesgo no tiene una medida concreta. Tiene que investigar en las cifras para descubrir si el activo es arriesgado y si el nivel de riesgo del activo es aceptable para su perfil. El T-Report de T-Advisor le da todos los detalles sobre los datos de riesgo que un inversor necesita saber para tomar decisiones.

Alfa y beta: los griegos en mi cartera

Dos conceptos fundamentales en la teoría moderna de carteras son los índices alfa y beta. Proporcionan información al inversor sobre el riesgo del activo (una acción, un fondo, un ETF) comparado con su índice de referencia, pero ambos son sustancialmente diferentes.

Alfa y beta en T-Advisor

Si entramos en nuestra pantalla de T-Advisor y elegimos un activo (para este caso, Vestas Wind Systems), el T-Report correspondiente tiene un apartado titulado “Rendimiento relativo vs índice”. Ya hemos publicado sobre la correlación. Ahora, expliquemos que son alfa y beta y por qué son referencias importantes para los inversores.

Alfa muestra la rentabilidad añadida del valor comparado con el índice de referencia para un determinado riesgo asumido. En la imagen, la cifra es 0,0197. Esto significa: este activo tiene una rentabilidad mejor que el índice de referencia. Cuando más alta, mejor. Esta rentabilidad adicional tiene que ver con razones no vinculadas al índice. La medida también existe para fondos y carteras. Una manera de descubrir si el gestor del fondo es bueno es simplemente mirando el alfa.

¿Y la beta? En este caso, esta cifra mide la volatilidad o cuánto varía el precio del activo cuando el índice se mueve hacia arriba o hacia abajo un 1%. Si es positivo, el activo varía en la misma dirección que el índice. Si es negativo, la variación es al contrario.

Por ejemplo, en la imagen de arriba, beta es 1,27. Esto significa que el activo es más volátil que el índice: cuando el índice cambia un 1%, el activo lo hace un 1,27%. Si la ratio fuera menor de 1, significa que el activo tienen una baja volatilidad.

Esto es la teoría, pero ¿qué hay que decir de la práctica? Simplemente, recuerde algunas ideas:

  1. Busque alfas positivas pero esté atento conjuntamente a la beta, porque la beta indica cuándo riesgo está asumiendo.
  2. En mercados alcistas, busque activos con betas altas positivas
  3. Por el contrario, en mercados bajistas, busque betas bajas o negativas, que apuntan una correlación inversa.

En todos los casos, el inversor está eligiendo su exposición al riesgo. T-Advisor proporciona las cifras. Cuánto es su exposición es una cuestión de su propia decisión.

Peligro: activos correlacionados

La correlación es un concepto estadístico. Muestra la relación entre dos variables. En nuestro caso, mide si dos o más activos se mueven en la misma dirección cuando uno de ellos cambia. Por ejemplo, si tiene dos compañías del sector petrolero en su cartera, es muy posible que ambas aumenten su precio al mismo tiempo, si el barril de petróleo es más caro.

Sin embargo, es difícil de detectar para muchos inversores. Activos muy correlacionados en la cartera aumentan los riesgos de perder dinero. Es como poner todos los huevos en la misma cesta. Pero hay algunas ayudas para evitar estos riesgos. La primera es el coeficiente de correlación. Varía entre -1 y 1. Si la cifra es cercana a 1, hay una alta correlación. Si es cercana a -1, hay una correlación inversa (cuando el precio de un activo cambia, el otro cambia en la dirección contraria). Si es cercano a 0, no hay correlación.

Correlación de activos en una cartera de T-Advisor

Los activos en la imagen tienen una correlación alta. Esta cartera tiene un alto riesgo. Una propuesta defensiva buscaría activos no correlacionados o incluso con correlación inversa.

Un segundo indicio para detectar correlaciones es la diversificación. Es importante tener una buena distribución de activos. El VaR también proporciona algunas pistas, sobre todo si tiene la herramienta de “Beneficio en diversificación”. Ya hemos publicado un post sobre este tema.

Tablas de riesgos y beneficio de diversificación de carteras en T-Advisor

T-Advisor también tiene una herramienta que mide la diversificación de cartera y sugiere cambios para reducir los riesgos.

Indicador de diversificación en T-Advisor

La última idea para descubrir correlaciones y tomar decisiones para evitarlas es la optimización de la cartera. T-Advisor tiene la herramienta “Optimizador” para localizar activos correlacionados y no correlacionados. La herramienta recomienda posiciones para ampliar o reducir. Así, el inversor tiene la oportunidad de mejorar el riesgo y la rentabilidad.

Optimizador de cartera de T-Advisor

En resumen, la correlación es una medida de nuestro riesgo y nuestra diversificación de cartera. Una alta correlación es siempre una señal de alerta, porque es posible que tenga una tendencia positiva en un periodo, pero… ¿qué pasa si la tendencia es negativa?

Optimizador de carteras: apoyo para mejorar las inversiones

Los inversores organizan eficientemente sus carteras para obtener los retornos más elevados, pero una cartera se debe seguir, porque se necesita ajustar algunas veces. El problema es cómo detectar los mejores cambios para conseguir los objetivos de beneficio. Por eso, T-Advisor ha desarrollado la herramienta “Optimizador” con esta meta.

Optimizador de cartera de T-Advisor

En el Optimizador, el inversor puede elegir la rentabilidad y volatilidad esperadas dependiendo del periodo de tiempo (más corto o más largo), así como el porcentaje de volatilidad aceptable y el límite del peso por activo. Pinchando sobre el botón “Optimizar” se ven los resultados.

A partir del estado inicial y los criterios seleccionados, la herramienta calcula diferentes parámetros. La frontera eficiente es una comparación visual entre la posición actual y la óptima, vinculando volatilidad y resultados. El inversor puede también saber qué activos deberían cambiarse en su peso para optimizar los retornos.

Al final, los inversores tienen una herramienta útil para ajustar sus carteras y adaptar sus activos al mercado cambiante. ¿Cuáles son las principales ventajas de esta herramienta? Bueno, en primer lugar, permite combinar diferentes límites de riesgo (volatilidad) con diferentes periodos de tiempo para unos beneficios esperados. El resultado es que el inversor puede elegir entre diferentes posibilidades según sus intereses o circunstancias.

En segundo lugar, es una ayuda para descubrir activos correlacionados y no correlacionados. Con esta información, el inversor puede reducir los riesgos y maximizar los retornos. Además, la herramienta permite al inversor decidir sobre las posiciones que debe ampliar o reducir para obtener el resultado proyectado.

En resumen, el Optimizador de T-Advisor es una herramienta sencilla y visual que informa al inversor sobre los cambios a hacer en su cartera para obtener los mejores resultados. La principal ventaja es que la herramienta tiene disponibles diferentes opciones para que el inversor pueda elegir cuál se ajusta a sus requerimientos personales: la libertad en un click.