Tag Archives: Alcista

Fases de ciclos: cómo identificarlas

Piense que es un trader y quiere aprovecharse del movimiento de los precios a corto plazo en el mercado de valores. Piense que ha identificado una tendencia alcista, pero sabe que las acciones suben y bajan dentro de la dirección a largo plazo. ¿Qué está buscando? Tendencias a corto plazo (o fases de ciclos).

Ya hemos escrito sobre las tendencias y su fortaleza. Ahora, el foco está en cómo ganar dinero con el trading si es un inversor muy activo.

Fases de ciclos en T-Advisor

Los cuatro gráficos de arriba muestran las cuatro fases del ciclo. En T-Advisor, las identificamos con una U (de arriba, en inglés) y una D (de abajo, en inglés). Están señalando diferentes movimientos dentro de una tendencia general: por ejemplo, hay una D2 aunque la tendencia general es alcista.

De forma resumida, una U1 es el comienzo de una tendencia alcista a corto plazo. El trader debe tener en cuenta el precio de entrada. Una U2 señala un freno en la tendencia. Tenga cuidado, porque ya ha conseguido algunas ganancias. Debe tener en cuenta el precio de venta.

Una D1 anuncia el principio de una tendencia bajista a corto plazo: es el momento de vender y disfrutar de las ganancias. Una D2 muestra el final de este movimiento. Si no ha vendido antes, entonces espere hasta que la dirección a corto plazo cambie. Si no tiene acciones, entonces es el momento de seguir los precios para comprar en el momento adecuado.

Fases de ciclos en T-Advisor

Hay también algunos gráficos, como el de arriba, que combinan dos ciclos en la misma ilustración. Estos son bastante importantes, ya que señalan el momento exacto de un cambio de tendencia. Por ejemplo, el gráfico de arriba es el cambio de abajo a arriba: es el momento de comprar.

La tendencia en acciones: en busca de oportunidades

Los mercados libres tiene un punto en común: los precios están continuamente cambiando. A veces van al alza, a veces a la baja. Expertos y analistas intentan encontrar una pauta en estos cambios habituales. La pauta es la tendencia.

La tendencia es la dirección general de la acción (pero también se aplica a otros activos cotizados, como ETF, fondos o bonos, por ejemplo) en un periodo de tiempo. El perfil y el estilo inversor guiarán el marco temporal importante: para los traders, lo fundamental es la tendencia a corto plazo, mientras un inversor más tradicional, que ahorra para una meta a largo plazo (los estudios de sus hijos, la jubilación), lo principal es la tendencia en un plazo mayor.

Si consideramos una tendencia a medio o corto plazo, las opciones van desde muy bajista a muy alcista. El punto medio son los movimientos laterales, cuando el activo no tiene una dirección clara.

En T-Advisor consideramos el análisis de tendencia como una cifra importante para tomar decisiones de inversión. Nuestro sistema ha establecido un código con tres flechas. Cada flecha resume la tendencia de las últimas tres semanas. A veces, hay una combinación de flechas hacia arriba y hacia abajo, que ayudan al inversor a detectar un cambio de dirección y reaccionar al movimiento del mercado.

Diferentes señales de tendencia en T-Advisor

Para completar el análisis de tendencia, es necesario saber si es fuerte o no para estar avisado sobre cuánto puede durar probablemente. La palabra “probablemente” es importante. Los analistas consideran que el mercado tiene un comportamiento cíclico y repite los movimientos cada cierto tiempo, pero la base es probabilística: puede ocurrir o no.

Trend strength in T-Advisor

La fortaleza de tendencia es la pendiente de la tendencia principal. En este caso, el análisis considera una dirección a largo plazo, evitando tener en cuenta los cambios a corto plazo. Cuanto mayor es la cifra, más fuerte es la tendencia. En T-Advisor, estos datos completan el análisis de la tendencia señalada con flechas.

Ánimo alcista en los mercados de valores en 2014

Extracto de datos de la encuesta de CFA Institute

Después de un año bastante bueno en los mercados financieros, con buenas cifras y beneficios, la pregunta que surge es: ¿Qué pasará el próximo año? ¿Será mejor, peor o igual que 2013? Los analistas son bastante optimistas en sus previsiones para 2014.

En primer lugar, el ánimo es principalmente alcista para el próximo año. El consenso del mercado coincide en retornos de dos cifras en los mercados de valores. Consideran que la economía de Estados Unidos crecerá, la política monetaria seguirá siendo expansiva (a pesar del posible tapering de la Reserva Federal) y los tipos de interés se mantendrán bajos.

Las estadísticas también ayudan a mantener este ánimo optimista. Los estudios aseguran que un buen año es seguido de otro alcista. Desde 1945, el índice S&P 500 registró un incremento medio del 10% después de un año con un 20% de subida (en la mayoría de los casos, no siempre).

Si ponemos la vista en los diferentes activos, las acciones tienen las mejores perspectivas de retornos más altos, según una encuesta entre profesionales de inversiones. El 71% apuesta por ello, frente al 4% para los bonos y el 10% para las materias primas. Por lo que se refiere a productos, los ETF recibirán un fuerte impulso, según una encuesta ya anunciada en octubre. Por lo menos, un 50% de los inversores planeaba aumentar su exposición a ETF en 2014 y un 46% quería pedir más información a sus asesores para el próximo año.

Sin embargo, también hay riesgos y temores para los analistas. La incertidumbre sobre el tapering (principalmente, cómo será de amplio) es todavía una sombra para los inversores. Es una preocupación para el 68% de los miembros del CFA Institute, por ejemplo. La reunión de la Fed esta semana aportará posiblemente más luz sobre este aspecto. La inestabilidad política es otro problema. Además, emerge la percepción de una burbuja financiera de nueva, pero con desacuerdo sobre el activo sobrevalorado.

En resumen, hay un espíritu alcista en el ambiente para 2014. Después de estos largos años de crisis financiera, redimensionamiento bancario y políticas monetarias excepcionales, los inversores mantienen el ánimo que ha inspirado 2013, con altos retornos y beneficios, y esperan un buen año en los mercados de valores.