Category Archives: T-Advisorpedia

El ciclo completo de la planificación financiera

La generación de propuestas es parte de la planificación financiera

Es difícil planificar la vida, pero es necesario tener planes en determinadas circunstancias. Los planes no pueden evitar problemas o sorpresas negativas, pero pueden ayudar a manejarlos mejor. Este es el caso de la planificación financiera. ¿Qué es? La Asociación Europea de Planificación Financiera (EFPA, en sus siglas en inglés) explica que “es habitualmente un proceso de seis pasos e implica considerar la situación del cliente desde todos los puntos de vista relevantes para producir soluciones integradas”.

El principal objetivo es conocer al cliente con el fin de organizar sus finanzas para toda su vida, de modo que la persona alcance sus objetivos, mantenga un nivel de vida similar y pueda manejar situaciones inesperadas. Los seis pasos detallados por la EFPA son:

  • Establecer y definir la relación entre el cliente y el asesor financiero personal.
  • Recoger los datos del cliente y determinar sus metas y expectativas.
  • Analizar y evaluar la situación financiera del cliente.
  • Desarrollar y presentar un plan financiero.
  • Llevar a cabo las recomendaciones del plan financiero.
  • Supervisar el plan financiero y la relación de planificación financiera.

La planificación financiera implica todo tipo de activos (desde liquidez a depósitos o inmuebles) y situaciones vitales (trabajador, empresario, jubilado, herencia). Los principales aspectos son:

  • Cuáles son las principales metas del cliente: ¿está haciendo un plan para comprar una casa, ahorrar para los estudios de sus hijos, tener dinero con rendimientos para cuando llegue la jubilación? Tenemos que considerar la edad, la situación profesional y la personal. Las demandas no son las mismas si la persona está casada o soltera o si tiene uno o varios hijos.
  • Cuál es el horizonte temporal: después de considerar las metas, tenemos que pensar en un horizonte temporal realista para alcanzarlas. No será el mismo para una casa o un coche.
  • Cuál es el perfil de riesgo: este es uno de los principales pilares, porque el asesor financiero propondrá la inversión en los activos más adecuados. Un inversor conservador no puede recibir una propuesta con la mitad de las inversiones en acciones, por ejemplo. Hay varias herramientas para perfilar el riesgo de inversión, ya que la normativa se está endureciendo para proteger los intereses particulares.

Los inversores particulares pueden pedir asesoramiento de un profesional o ser más independientes utilizando herramientas para hacer sus propios planes. El planificador financiero de T-Advisor es una de las opciones. ¿Qué debe buscar un inversor en este tipo de herramientas?

  • La posibilidad de seleccionar diferentes planes y horizontes temporales.
  • Un análisis de la tolerancia al riesgo.
  • Un resultado con un rango de posibilidades de la más optimista a la más pesimista.
  • Un análisis de los efectos fiscales y de inflación.
  • Una propuesta con una combinación de activos para alcanzar el objetivo teniendo en cuenta su tolerancia al riesgo y el horizonte temporal.

Nadie sabe el futuro y la planificación financiera no evitará sustos. Es parte de la vida. Pero la planificación financiera puede ayudarle a organizar sus objetivos con un punto de vista realista y reaccionar de manera más sabia ante estos sustos con el fin de mantener un nivel de vida constante.

Carteras modelo, el producto de moda en inversiones

Carteras modelo de T-Advisor

Las carteras modelo son uno de los conceptos de moda en inversiones. Se mencionan en todas partes y la tendencia robot asesora los ha subrayado como una solución estándar para ofrecer productos de inversión sencillos y más baratos con retornos interesantes.

En T-Advisor, las carteras modelos no son nada nuevo. Lo vimos claro desde nuestro inicio hace tres años. Uno de nuestros módulos es específico para proporcionar dos tipos diferentes: carteras de ETF divididas en diferentes perfiles de riesgo and carteras de acciones divididas en mercados.

Nuestra estrategia se basa en cálculos cuantitativos. Son complejos modelo matemáticos que ayudan a detectar oportunidades de inversión mezclando diferentes indicadores, como rentabilidad histórica, volatilidad, tendencia, alfa, VaR, correlaciones… el cóctel de datos depende del desarrollador y el estratega, que trabajan juntos para encontrar la composición apropiada de este conjunto de datos para conseguir los activos más interesantes y el mejor rendimiento.

En nuestro caso, nuestras carteras modelo juegan con dos criterios: el mejor retorno y la preservación de capital. Buscamos buenas rentabilidades para superar las del mercado, pero también reducimos pérdidas comparadas con los índices de referencia en periodos bajistas. Para mantener estas metas, revisamos cada dos meses las carteras modelo para rebalancear los activos que no funcionan como deseamos.

Las carteras modelo son sencillas para los clientes: la estructura es clara, se basan en una estrategia disciplinada y los cambios son ocasionales, para hacer ajustes en determinados periodos. Sin embargo, no son productos fáciles para las empresas que los ofrecen, porque necesitan unos sistemas de cálculo robustos, como los que hemos desarrollado en T-Advisor, Además, no podemos decir que la máquina trabaja sola, porque los gestores de patrimonios supervisan el proceso, creando la estrategia y analizando posibles cambios. Aunque las carteras modelo están vinculadas a los robot asesores, no son totalmente robóticas y las utilizan compañías tradicionales de inversión.

Las carteras modelo son flexibles, porque el gestor puede diseñarla teniendo en cuenta diferente diversificación, riesgo, activos, divisas o áreas geográficas. Son también sencillas de explicar a los inversores, porque parecen cajas hechas a medida.

Veamos un ejemplo en T-Advisor: nuestra cartera de México, compuesta por 10 acciones locales. Nuestra rentabilidad a 1 años fue del 22,69%.

Cartera modelo de México en T-Advisor

El índice IPC mexicano tuvo una rentabilidad a 1 año del… 0,46%.

Índice IPC de México en el último año

Este es un ejemplo claro de cómo funciona una cartera modelo. Los inversores particulares las eligen porque son fáciles de entender y los gestores de patrimonio, porque son fáciles de explicar. La comunicación tienen un papel muy importante en las finanzas y los productos sencillos ofrecen más confianza.

Los ETF, la revolución de los activos se consolida

Los fondos denominados ETF, que responden en inglés a Exchange Traded Funds, son un valor de moda en los últimos años. Sus activos se han doblado en los últimos cinco años, como muestra este gráfico de BlackRock, aunque hay una caída en enero de 2016, por la volatilidad generalizada del mercado de renta variable:

Crecimiento de activos en ETF. Fuente BlackRock

Los ETF están para quedarse. No habrá vuelta atrás. En esta corta historia (aunque existen desde finales de los años 80 del siglo XX), ha habido unas pocas entidades que se han especializado en crear y vender estos productos: iShares de BlackRock, Vanguard y State Street, como muestra la siguiente tabla:

Principales gestoras de ETF. Fuente: BlackRock

¿Por qué tienen tanto éxito los ETF? ¿Por qué hay una oferta de unos pocos a 1.800 productos diferentes en un periodo de 10 años? La flexibilidad, las bajas comisiones y su compraventa como acciones son algunas de las ventajas frente a los fondos de inversión tradicionales. Aunque hay algunas desventajas, los inversores todavía los ven con un activo muy atractivo. Su explosión como negocio ha contribuido a crear una larga lista de medios especializados en internet, porque profesionales y particulares buscaban información continuamente sobre ellos.

El diseño de un ETF es muy diferente según los casos: renta variable, renta fija, mercado monetario, materias primas… Replican un índice o siguen una colección de valores o sectores en lo conocido como gestión pasiva. Después de crear el producto, solo hay ajustes cada cierto tiempo, pero el producto rinde con independencia del gestor.

En T-Advisor, nuestra Lista de Activos contiene un gran número de ETF categorizados por su estrategia para nuestros usuarios registrados:

Lista de Activos de ETF en T-Advisor

Es solo una opción, pero es interesante considerarla por su transparencia de precio vinculada a la diversificación. Usted invierte en un producto diversificado, que significa que reduce algunos riesgos, y tiene información permanente de la fluctuación de precios, frente al fondo de inversión, cuyos precios se actualizan cuando cierran los mercados. En costes, son más baratos que un fondo de inversión. Sí, son más caros que una acción, pero debe considerar la anteriormente mencionada diversificación.

Esta es probablemente la razón de su éxito: la combinación de la flexibilidad y transparencia de una acción y la diversificación de un fondo de inversión. Una encuesta llevada a cabo por EY en 2014 ya hablaba del futuro prometedor de los ETF entre gestores de patrimonio e inversores. Ese futuro ya ha llegado.

Robots asesores: la palabra que está cambiando las finanzas

Robots asesores : imagen de la app de T-Advisor

Robots asesores, robots financieros, roboadvisors o roboadvisers en inglés: el nombre empezó como algo despectivo, pero al final ha sido adoptado por los diferentes proveedores que operan en el sector. Es la palabra de moda en la tecnología financiera (o fintech, como se suele conocer).

El concepto es simple: con la evolución tecnológica, se han desarrollado algoritmos para crear carteras y gestionarlas automáticamente o con una intervención humana mínima. Tradicionalmente, un asesor financiero se reunía con el cliente, escuchaba sus necesidades y creaba una cartera personal vinculada a un plan financiero. En el caso de los robots asesores, el cliente se registra, rellena un cuestionario de perfil de riesgo inversor y el sistema le propone una cartera modelo. Esta cartera cambia (lo que se conoce como rebalanceos), a través de algoritmos, con el fin de mejorar los resultados cuando los mercados tienen una etapa negativa. Fácil: inviertes y la máquina trabaja.

El efecto inmediato y claro es en el precio: las comisiones son muy bajas. La tecnología ha abierto una puerta enorme a los servicios de bajo coste con una gran calidad y las finanzas no están fuera de esta tendencia. Los robots financieros son la solución para pequeños inversores que no tienen suficientes fondos para ser rentables a los asesores, pero buscan más rentabilidad que los productos bancarios tradicionales, como los depósitos. Además, los inversores sienten el control de sus inversiones, ya que tienen una plataforma disponible las 24 horas todos los días con una interfaz web o una aplicación móvil de diseño atractivo. También tienen más ventajas, como ya hemos explicado anteriormente.

¿Por qué son tan baratos?

  • La plantilla es pequeña.
  • Las carteras está formadas de ETF, que son un tipo de fondos sencillo, transparente y con bajas comisiones.
  • Los productos son carteras masivas. No hay cartera personalizada, como hacen los asesores tradicionales, sino una para cada perfil de riesgo.

La lista de empresas es larga y los activos gestionados crecen rápidamente: un estudio de AT Kearney indicaba que los activos gestionados por los robots asesores alcanzarían los 2,2 billones de dólares en 2020. Actualmente, los mayores robots asesores (en EEUU) gestionan 3.000 millones de dólares. Por eso, los grandes actores del sector financiero, que inicialmente los rechazaban, están desarrollándolos o incluso comprándolos: Schwab y Vanguard han desarrollado sus propias soluciones, BlackRock e Investor han comprado robots asesores.

En el caso de T-Advisor, hay una mezcla entre herramientas de gestión autónoma para inversores que quieren gestionar todas sus inversiones de forma independiente y un módulo de carteras modelo como las que existen en los robots asesores. Y todo gratuito.

El mapa está cambiando: los inversores buscan soluciones más tecnológicas, autónomas y baratas para ellos. Los robots financieros eran criticados porque los clientes no encontrarían a nadie al otro lado del teléfono en caso de crisis. Actualmente, estamos viviendo tiempos difíciles en los mercados. Ya veremos cómo es el paisaje financiero al final del año: ¿más o menos robots financieros? ¿Más o menos activos gestionados por ellos? ¿Mejores o peores rentabilidades para sus clientes?

¿Cuáles son los principales modelos técnicos para analizar una acción o fondo? (Parte 2)

Ya hemos comentado algunos modelos técnicos para tener en cuenta cuando invierte. La media móvil y las bandas de Bollinger describen la tendencia general, pero ¿cuándo debería invertir o salir? ¿Tengo alguna señal? Hay modelos técnicos que informan específicamente de esto.

Indicador MACD

MACD son las iniciales en inglés del indicador de Convergencia y Divergencia de Medias Móviles. Nos ayuda a seguir la tendencia, pero principalmente a comprobar si es el momento adecuado para comprar o vender. Si la línea rápida MACD corta por debajo a la lenta, es una señal de compra. Viceversa, si cruza por encima, es una señal de venta. Por ejemplo, si miramos en el gráfico, encontramos que la línea rápida (verde) corta por debajo la lenta (azul). Posteriormente, el gráfico de la acción muestra una tendencia positiva. Nos encontramos, por tanto, con un momentum del valor.

Gráfico de T-Advisor con MACD

Índice de fortaleza relativa

Conocido en inglés por sus siglas RSI, este indicador de momentum compara la magnitud de ganancias y pérdidas recientes para determinar las condiciones de sobrecompra o sobreventa de un activo. Así el inversor puede detectar cambios rápidos en los valores y decidir si tiene que comprar o vender. El RSI se expresa como un porcentaje. Si supera el 70%, está sobrecomprado. Si baja del 30%, está sobrevendido.

Gráfico de T-Advisor con RSI

Estocástico

Muestra la posición relativa de un precio de cierre respecto a un rango de precios en un determinado periodo. Se usa simultáneamente con el MACD para detectar tendencias y activación de señales.

En T-Advisor, mostramos una tabla comparativa de diferentes modelos técnicos para indicar si es el momento adecuado para estar largo o fuera.

Tabla de modelos técnicos de T-Advisor

Los modelos técnicos son una referencia para tomar decisiones sobre inversiones, pero no los únicos. En T-Advisor, preferimos ofrecer diversas fuentes e indicadores en un informe en profundidad, para que el inversor tenga una visión global de la acción o el fondo. Con las ayudas adecuadas, estos informes son a brújula definitiva para seleccionar los mejores activos para su cartera.

¿Cuáles son los principales modelos técnicos para analizar una acción o fondo? (Parte 1)

Los inversores tiene habitualmente dos opciones para analizar un activo. Son el análisis fundamental y el técnico. El primero se centra en la empresa, su balance, sus ventas y beneficios o la cuota de mercado en su sector. El segundo solo mira el precio de la acción y sus movimientos, que para ellos están organizados en patrones.

Los analistas técnicos o chartistas han desarrollado varias medida para tener en cuenta cuando analizan un activo. Estas son algunas de las más importantes:

La media móvil

Es la más habitual para analizar un gráfico. Una media móvil es el precio medio de un valor dentro de un determinado periodo de tiempo. Con ella, desaparece el efecto de las fluctuaciones diarias y permite al inversor encontrar la tendencia real y reaccionar para entrar o salir en una acción. Hay varios tipos: simples, lineales y exponenciales, pero la Media Móvil Simple (SMA, por sus siglas en inglés) es la más frecuente. Puede tener diferentes periodos: 7 días, 50 días, 200 días… Por ejemplo, la media móvil de 200 días se suele utilizar para tendencias de fondo y la de 7 días está muy extendida para tendencias a corto plazo. En T-Advisor, utilizamos una SMA compuesta de una media simple de corto y otra de largo plazo.

Gráfico con medias móviles en T-Advisor

Las bandas de Bollinger

Estas bandas desarrolladas por John Bollinger sitúan líneas de volatilidad por encima y por debajo de la media móvil (habitualmente, la SMA de 20 días). Cuanta más volatilidad tiene el activo, más anchas son las bandas. Su utilidad es por las señales, cuando los movimientos diarios cruzan los límites superior o inferior. Los inversores tienen que comprobar diferentes patrones para determinar si el siguiente movimiento será al alza o la baja. Hay 16 diferentes patrones tanto si cruzan la línea superior como la inferior. Veamos un ejemplo en T-Advisor.

Gráfico con bandas de Bollinger en T-Advisor

Estas son algunas de las referencias técnicas que los inversores utilizan para averiguar la tendencia de un valor y tomar sus siguientes decisiones. Puede ver más detalles en todos los T-Reports de nuestra base de datos.

¿Por qué los bancos centrales son importantes para ti, inversor?

Cuando lee los periódicos, siempre encuentra noticias sobre la Fed, el BCE, el BoE o el BoJ. Son las siglas de los bancos centrales más importantes: la Reserva Federal de EEUU, el Banco Central Europeo para los países del euro, el Banco de Inglaterra en Gran Bretaña y el Banco de Japón. Este año, otro banco ha emergido debido a la influencia de sus decisiones en la economía global: el Banco Popular de China.

¿Qué son estos bancos? No son bancos comerciales, pero tienen funciones relevantes para las economías. El origen es diferente en cada caso: por ejemplo, la Fed se creó antes de la I Guerra Mundial después de una profunda crisis bancaria; el BCE es resultado de un acuerdo entre los países que utilizan el euro como divisa…

¿Cuáles son sus principales funciones? Bueno, los bancos centrales tienen el monopolio de imprimir dinero. Debido a esta responsabilidad, controlan la política monetaria a través del principal instrumento: el tipo de interés. Esto regula la cantidad de dinero en el sistema. También son prestamistas de último recurso para los bancos comerciales. Por supuesto, las funciones son más amplias según el país. Por ejemplo, si la divisa tiene un tipo de cambio fijo con otra, deciden también ese tipo de cambio.

¿Por qué tienen esa influencia? Los gobiernos delegan la política monetaria a estas instituciones. Por lo general, tienen el mandato de controlar la inflación. Este es el principal papel del BCE en Europa. El mandato de la Fed, por el contrario, es doble, porque tiene que tener en cuenta no solo la inflación, sino también el crecimiento económico. Debe tomar decisiones para conseguir ambos objetivos.

Como inversor, ¿por qué son importantes para mí? Seguramente ha visto las noticias en agosto sobre la caída de las bolsas. El origen fue una serie de decisiones repentinas del Banco Popular de China, que devaluó el yuan tres veces en tres días. Los efectos mundiales se pueden percibir en este gráfico:

Gráfico de T-Advisor con el efecto de la devaluación del yuan en las bolsas en agosto

No es el único ejemplo. Las bolsas siguen continuamente los pasos de estos bancos, ya que el tipo de interés tiene una influencia relevante en la evolución de la economía o las empresas. Por ejemplo, se espera que la Fed endurezca este año su política monetaria subiendo los tipos. El debate ha sido continuo desde el año pasado y sigue. Como resultado, el S&P ha sido bastante inestable en los últimos 12 meses. Es importante la caída antes de Navidad, cuando la Fed se reunió por última vez en 2014:

Evolución del S&P en el último año

La relevancia de la Fed es enorme en el mercado de materias primas, en tanto que está denominadas en dólares. En el caso del BCE, ha construido un vocabulario propio. Fue famoso con el anterior presidente Jean-Claude Trichet que las subidas de los tipos se anunciaran dos meses antes diciendo que la institución era “vigilante” con la evolución de los precios y un mes antes diciendo “muy vigilante”. El banco prefiere ser previsible para evitar bruscos movimientos en los mercados. El actual presidente Mario Draghi se hizo famoso, porque sus palabras defendiendo el euro detuvieron la inestabilidad sobre esta divisa en 2012.

En cualquier caso, usted, como inversor, debe seguir lo que dicen los bancos centrales. Si es un trader, siga cada palabra. Si es un inversor de largo plazo, vigile las declaraciones para rebalancear su cartera en determinados momentos.

Riesgo en inversiones: algunas cifras para mirar en los activos

Apartado sobre riesgos en el T-Report de T-Advisor

Si usted es inversor, debe aceptar el riesgo. Ya hemos escrito anteriormente sobre los diferentes riesgos en inversiones. La pregunta es: ¿se puede medir el riesgo? Bueno, el riesgo es un ratio cualitativo, pero podemos obtener pistas a través de medidas cuantitativas.

La volatilidad es una de estas medidas. ¿Significa que una alta volatilidad es lo mismo que alto riesgo? Depende del activo. En primer lugar, la volatilidad no mide el riesgo, sino la variación de precios en un determinado periodo. Si hay una gran desviación del precio medio, es muy volátil. Por supuesto, es arriesgado, en tanto que los precios cambian de forma abrupta y el inversor puede ganar o perder de repente. Sin embargo, piense en otro activo, como el inmobiliario. Los precios no son tan volátiles, pero es arriesgado, porque tiene otros riesgos: de contrapartida, de inflación…

El grado de liquidez es también importante para medir el riesgo, ya que un inversor puede percibir la frecuencia con la que un activo se compra o se vende. Una baja liquidez muestra que un activo tiene un alto riesgo de que no encuentre un comprador cuando quiere vender.

Una de las  medidas más importantes para el riesgo es el Valor en Riesgo o Value at Risk en inglés, conocido por sus siglas VaR. Este índice muestra cuánto puede perder un inversor como máximo con una probabilidad del 95% en un determinado periodo. Cuanto más elevada sea la cifra, más riesgo hay de perder dinero.

La correlación también ofrece pistas sobre el riesgo. La cifra tiene un rango entre -1 y 1. En este caso, el activo se compara con otro activo, con su sector o con el índice bursátil de referencia. Si la correlación es 0 o cercana a 0, no hay correlación. Si es 1 o cercana a 1, hay una alta correlación: el activo sigue la tendencia de la referencia. Sin embargo, si es -1 o cercano a -1, la correlación es inversa: el activo se mueve en la tendencia opuesta a la referencia. Esto es muy útil para periodos negativos, por ejemplo.

Como ve, el riesgo no tiene una medida concreta. Tiene que investigar en las cifras para descubrir si el activo es arriesgado y si el nivel de riesgo del activo es aceptable para su perfil. El T-Report de T-Advisor le da todos los detalles sobre los datos de riesgo que un inversor necesita saber para tomar decisiones.

Inversor: observe estas cifras para elegir sus activos

Usted es un nuevo inversor o con poca experiencia en inversiones. Tiene disponible una buena base de datos para comprobar posibles activos en los que invertir, pero ¿cuál sería el adecuado? ¿Cómo puede elegir los activos más interesantes para sus metas? Le recomendamos investigar en bases de datos con informes de gran calidad sobre los activos. En ellos encontrará muchísima información. Compruebe las siguientes cifras para tomar una decisión:

Cifras a seguir en una inversión

  • Rentabilidad: Mire la rentabilidad histórica. ¿Cómo fueron de buenos los retornos en los meses pasados? ¿Y en los últimos años? Es cierto que las rentabilidades pasadas no garantizan resultados futuros, pero muestran una tendencia sobre la estabilidad a largo plazo. No es lo mismo tomar una acción con retornos positivos y negativos en diferentes años que una con retornos positivos regulares.
  • Volatilidad: esta es bastante importante. La volatilidad mide la desviación de un punto medio. Por ejemplo, si el precio sube un 4% un día y baja un 3% al siguiente, el valor es bastante volátil. Por otra parte, si el precio sube un 0,2% tres días y baja un 0,1% un día, es menos volátil. Tenga en cuenta esto según su perfil de riesgo: si tiene aversión al riesgo, no se sentirá muy cómodo con una acción que tenga grandes variaciones cada día.
  • Tendencia: es la evolución de un valor en un periodo de tiempo. Tiene que considerar la tendencia reciente para decidir si invierte o no. Una tendencia tiene una pendiente. Si la pendiente es fuerte, significa que la tendencia se ha acelerado. Por ejemplo, si la pendiente es fuerte al alza, puede indicar una burbuja o que hay especulación detrás del movimiento. Por otra parte, si es muy negativa, puede significar una crisis en la compañía.

Gráfico para seguir inversiones

  • Un gráfico histórico: una imagen vale más que mil palabras. Es fácil detectar los indicadores mencionados anteriormente en un gráfico. El mejor es un gráfico activo donde puede elegir diferentes periodos de tiempo.
  • Value at Risk (VaR): es, literalmente, el valor en riesgo. Es un indicador avanzado, pero muy útil. ¿Qué mide? La probabilidad de pérdidas en un periodo de tiempo. Leerá “VaR una semana” o “VaR un año”. Indica que puede perder como máximo la cifra escrita con un 95% de probabilidad. En otras palabras: si invierte en ese activo, puede ganar, puede perder menos de lo marcado en la cifra del VaR, puede perder como máximo esa cifra con un 95% de probabilidad y puede perder más que ese máximo con un 5% de probabilidad. Estos son los escenarios que tiene que analizar. Cuanto mayor es el VaR, mayor es el riesgo que acepta.

Este es el principio. Hay algunos más que comentaremos en próximos posts. El T-Report de T-Advisor le ofrece todos estos datos. Compruébelo en nuestra plataforma.

Práctica de inversión: planificando mi nuevo coche o mis vacaciones

Habitualmente, tendemos a pensar que las inversiones deben destinarse a grandes cuestiones, como la vivienda o la jubilación, pero también las podemos organizar con otros fines: un coche nuevo que necesita para ir al trabajo o unas deseadas vacaciones con su familia por una ocasión especial. ¿Por qué no? Es su dinero y usted decide cómo gastarlo. Pero antes de eso, debe planificar cómo ahorrar y dónde invertir.

El planificador de inversiones de T-Advisor será su ayuda. En primer lugar, debe responder algunas preguntas, principalmente:

  • Cuánto dinero necesita ahorrar
  • El periodo de tiempo que tiene previsto ahorrar
  • Cuánto tiene ya ahorrado y la cantidad mensual que aportará

Planificando mi nuevo coche con el Planificador de inversiones de T-Advisor

Sea realista sobre su capacidad de ahorro según sus ingresos y teniendo en cuenta posibles situaciones imprevistas. Siempre debería tener unos fondos para estas circunstancias. Cuando haya respondido a estas preguntas, nuestro planificador le preguntará por su perfil de riesgo. ¿Es amante del riesgo o tiene aversión? Cuanto más riegos, normalmente habrá más opciones de obtener un mayor rendimiento, pero también de sufrir bruscas caídas. Cuando piense en esta cuestión, sea consciente de la proporción invertida en renta variable, ya que es la brújula para evaluar el riesgo. Por ejemplo, seleccionaremos el perfil moderado:

Planificando mi nuevo coche con el planificador de inversiones de T-Advisor: perfil de riesgo

Finalmente, obtenemos el resultado. Es una proyección esperada. En este caso, se nos informa de que las opciones de alcanzar nuestro objetivo están entre el 50% y el 75%. La proyección informa no solo de la evolución esperada (que tiene en cuenta comportamientos históricos), sino también los mejores y peores escenarios.

Planificando mi nuevo coche con el planificador de inversiones de T-Advisor: proyección

Puede cambiar los parámetros para obtener una nueva respuesta. Esta flexibilidad le ayuda a conocer sus opciones reales. Sea honesto consigo mismos y entonces tendrá el plan que se ajuste a su situación. En la configuración avanzada, puede incorporar también los efectos de la inflación y las tasas.

El último paso le propone una posible cartera con una propuesta de distribución de la inversión en diferentes sectores. En ningún caso se indican productos específicos.

Planificando mi nuevo coche con el planificador de inversiones de T-Advisor: propuesta

Igualmente, puede hacer esta misma práctica para sus vacaciones soñadas, los estudios de sus hijos o para necesidades de salud. Nuestro planificador financiero el ayuda a organizar sus metas financieras de forma sencilla y con herramientas flexibles, para que la planificación financiera esté al alcance de todos.