Monthly Archives: December 2013

2014: regreso al crecimiento … ¿seguro?

Comparación crecimiento PIB 2014 Estados Unidos y Eurozona

Las perspectivas económicas para 2014, según las proyecciones de las principales instituciones, son más positivas que en años anteriores. La pendiente al alza está lejos de ser fuerte, pero hay consenso en algunos puntos.

En primer lugar, Estados Unidos regresará al crecimiento, con proyecciones por encima del 2,5% para el PIB del próximo año. La más optimista es la Reserva Federal, con una perspectiva entre el 2,8% y el 3,2%. No es muy sorprendente, en tanto que esta institución decidió reducir ayer el programa de expansión monetaria. La Fed señaló que la mejora económica es “consistente”. La perspectiva de la OCDE es también similar a la Fed. Sólo el FMI está más alejado, ya que sus últimas proyecciones fueron en octubre, en los días del cierre administrativo.

En segundo lugar, la Zona Euro registrará un crecimiento bajo en 2014. También sorprende que el BCE sea el más optimista (crecimiento del 1,1% para el PIB) frente a la OCDE y el FMI, que coinciden en esta proyección en el 1%. En su último boletín mensual, el BCE señaló que los riesgos de la Zona Euro son todavía a la baja. El banco central subrayó las incertidumbres en los mercados globales de dinero y financiero.

La cuestión es que el ritmo de crecimiento general todavía es lento. Las economías emergentes sufrirán en 2014 un crecimiento más lento y hay dudas sobre su reacción con una profundización del “tapering” por parte de la Reserva Federal y la inestabilidad en los mercados de divisas. Por lo que se refiere a Japón, las Abenomics (las medidas de política económica desarrolladas por el primer ministro Abe) golpearán fuertemente la inflación, como resultado de la expansión monetaria, pero el país retornará levemente al crecimiento.

En cualquier caso, las principales instituciones no dan todavía la crisis por cerrada. Aunque todos intentan mostrar un tono más positivo, los riesgos todavía persisten, principalmente en el mercado de crédito y la inversión, pero también en el consumo, afectado por la incertidumbre general. Finalmente, la cuestión en 2014 está todavía en las medidas de política monetaria, puesto que todos los agentes del mercado reaccionan fuertemente a cada decisión y comentario de los bancos centrales.

Ánimo alcista en los mercados de valores en 2014

Extracto de datos de la encuesta de CFA Institute

Después de un año bastante bueno en los mercados financieros, con buenas cifras y beneficios, la pregunta que surge es: ¿Qué pasará el próximo año? ¿Será mejor, peor o igual que 2013? Los analistas son bastante optimistas en sus previsiones para 2014.

En primer lugar, el ánimo es principalmente alcista para el próximo año. El consenso del mercado coincide en retornos de dos cifras en los mercados de valores. Consideran que la economía de Estados Unidos crecerá, la política monetaria seguirá siendo expansiva (a pesar del posible tapering de la Reserva Federal) y los tipos de interés se mantendrán bajos.

Las estadísticas también ayudan a mantener este ánimo optimista. Los estudios aseguran que un buen año es seguido de otro alcista. Desde 1945, el índice S&P 500 registró un incremento medio del 10% después de un año con un 20% de subida (en la mayoría de los casos, no siempre).

Si ponemos la vista en los diferentes activos, las acciones tienen las mejores perspectivas de retornos más altos, según una encuesta entre profesionales de inversiones. El 71% apuesta por ello, frente al 4% para los bonos y el 10% para las materias primas. Por lo que se refiere a productos, los ETF recibirán un fuerte impulso, según una encuesta ya anunciada en octubre. Por lo menos, un 50% de los inversores planeaba aumentar su exposición a ETF en 2014 y un 46% quería pedir más información a sus asesores para el próximo año.

Sin embargo, también hay riesgos y temores para los analistas. La incertidumbre sobre el tapering (principalmente, cómo será de amplio) es todavía una sombra para los inversores. Es una preocupación para el 68% de los miembros del CFA Institute, por ejemplo. La reunión de la Fed esta semana aportará posiblemente más luz sobre este aspecto. La inestabilidad política es otro problema. Además, emerge la percepción de una burbuja financiera de nueva, pero con desacuerdo sobre el activo sobrevalorado.

En resumen, hay un espíritu alcista en el ambiente para 2014. Después de estos largos años de crisis financiera, redimensionamiento bancario y políticas monetarias excepcionales, los inversores mantienen el ánimo que ha inspirado 2013, con altos retornos y beneficios, y esperan un buen año en los mercados de valores.

¿Se atreve a mejorar los resultados de sus inversiones con T-Advisor?

Mejorar los resultados: 10 ventajas de T-Advisor

T-Advisor, la suite avanzada de gestión de carteras de inversión, tiene el objetivo de proporcionar sus ventajas al mayor número de inversores y asesores financieros. Nuestra herramienta se diseñó pensando en las necesidades de los particulares y la mayor facilidad posible de uso, para que nadie se sintiera excluido de la gestión financiera.

Nuestro siguiente paso: le invitamos a probar gratis T-Advisor durante tres meses con acceso a todo el paquete Premium. Estamos seguros que después de este periodo probando T-Advisor se convencerá de su utilidad y usabilidad. T-Advisor se convertirá en el software esencial para gestionar su cartera. Después de los tres meses, podrá seguir disfrutando la herramienta por sólo 20 euros al mes.

T-Advisor está llena de interesantes funcionalidades que le ayudan a decidir las mejores inversiones para superar los resultados del mercado. Cuando diseñamos T-Advisor, estábamos seguros de que nuestra fortaleza debía ser la información, las cifras, los datos y los gráficos. Pero estos contenidos son inútiles si no está organizados correctamente. T-Advisor ofrece informes completos con gráficos de sus posiciones y carteras para saber a partir de los datos los siguientes pasos a dar.

Riesgos, volatilidad, liquidez estarán bajo su control con T-Advisor. También tendrá disponibles recomendaciones y una entrada continua de noticias. Por último, sin ser menos: confiamos en el análisis técnico y las carteras Quant como poderosas herramientas para tomar la decisión correcta con un objetivo claro: incrementar el valor su cartera.

Visite nuestra web para obtener más información sobre todos los detalles de T-Advisor y pruébela durante tres meses gratis con todos los servicios premium. T-Advisor también está disponible para móviles en Android, iOS y Windows 8. ¡Atrévase!

Liquidez y volatilidad, una relación inversa

Datos de volatilidad y liquidez de valores en T-Advisor

Los mercados financieros tienen un factor constante a considerar: el riesgo. Cuando invertimos nuestro dinero en cualquier activo, corremos un riesgo, porque no es seguro que el valor suba tanto como esperamos. Es más, no es seguro siquiera que suba.

El análisis de los riesgos en nuestras inversiones debe tener en cuenta dos medidas: liquidez y volatilidad. La liquidez informa sobre la capacidad del activo de venderse sin cambiar significativamente el precio y con una pérdida mínima. Por ejemplo, la vivienda es menos líquida que los bonos o las acciones. Este ejemplo se percibe claramente, pero no es tan claro cuando comparamos acciones o bonos. Las herramientas de análisis técnico y fundamental son necesarias para estos casos.

Por su parte, la volatilidad informa sobre la variabilidad del precio de un activo en un determinado periodo. Dicho de otro modo, cuando se alejan los precios actuales de su media. Cuantos más altibajos, más volátil. Hay muchas razones que alteran fuertemente los precios: una crisis, rumores, datos, decisiones políticas o económicas. Hay varias referencias para medir la volatilidad en los índices bursátiles: VIX para el S&P500, VXN para Nasdaq o VXD para el Dow Jones, por mencionar sólo algunos de una larga lista.

Por separado, ambas medidas ofrecen al inversor algo de información, pero conectado ambas se obtiene mucho más. Hay una correlación inversa, porque un activo muy volátil es menos líquido. El dinero se expone a más pérdidas cuando corremos estos riesgos. Pero aquéllos que siguen los mercados y utilizan herramientas de información sobre acciones para hacer trading pueden obtener mayores retornos beneficiándose de estos cambios bruscos en los precios.

Este es, por ejemplo, el caso de T-Advisor. La suite ofrece estudios gráficos sobre la volatilidad y liquidez de cada acción. Un inversor tiene disponible los datos de volatilidad de los últimos 6 años y una evaluación del riesgo. También se compara la volatilidad de las acciones con los principales índices como MSCI o Euronext. Después de conseguir la mejor información, es sólo cuestión de una decisión del inversor: ¿cómo es su perfil de riesgo inversor?

Cuadro comparativo de volatilidad de valor e índices en T-advisor

Oportunidades de inversión con el cambio de divisas

Pantalla de tipos de cambio de divisas

El tipo de cambio entre el euro y el dólar no ha sido precisamente estable. Cuando el euro comenzó a cotizar en los mercados, el tipo con el dólar se situó en 1,15. Después cayó hasta 0,85 en octubre de 2000, pero saltó hasta 1,60 en el verano de 2008. La tasa para 2013 ha fluctuado entre 1,27 y 1,38, lo cual es bastante volátil.

Un euro fuerte o un dólar débil tiene, como es habitual en los mercados, tanto buenas como malas consecuencias. La fortaleza de las divisas muestran la confianza que el inversor tiene en la economía. También muestra las perspectivas que el inversor tenga en los ingresos por su inversión. En este caso, la mirada se centra en el tipo de interés. Cuanto más alto, mejor, en comparación con la otra divisa. El BCE ha mantenido un tipo más alto que la Fed y esto explica en parte la fortaleza de la divisa europea frente al billete verde. Pero la Fed también ha contribuido a esta tendencia. La “quantitative easing”, es decir, la impresión masiva de moneda, ha operado también como una bajada del tipo de interés.

Los efectos económicos de un dólar débil son variados. Las industrias europeas se benefician de menores costes de importaciones y materias primas, ya que son más baratas; los turistas europeos también disfrutan de vacaciones más baratas en EEUU. Por el contrario, las exportaciones son más difíciles y Europa recibe menos turistas americanos.

¿Qué ocurre en los mercados financieros? Un dólar débil apoya las compras en los mercados americanos, ya que son más baratos, pero los retornos de la inversión son menores cuando se convierten en euros. Sin embargo, las compañías cotizadas con negocios exportadores obtienen más ingresos. Para un inversor, estas compañías ofrecen más oportunidades no sólo para que suba su valor en bolsa, sino también para que repartan dividendos. En otra perspectiva, es interesante para el inversor tener una cartera diversificada con valores en dólares y euros para protegerse de los riesgos del tipo de cambio.

El dólar es ahora débil, ya que la Fed ha promovido esta política para estimular la economía y el empleo. Pero esta debilidad no significa que el billete verde esté en declive. La divisa americana es todavía la referencia como reserva.

Aunque el futuro no se puede predecir, los expertos y analistas tienden a pensar que el euro se debilitará frente al dólar en 2014. La actual política del BCE y el posible recorte de la “quantitative easing” por parte de la Fed abren nuevas oportunidades par los inversores, ya que los valores europeos serán más baratos para los extranjeros en un contexto de fortaleza de las bolsas, a tenor de los aumentos de los índices de los mercados.