Planificación financiera: ¿nuevas tendencias a la vista?

Planificación financiera: dos manos estrujan un dólar

La respuesta inmediata a la pregunta formulada en el título es clara: por supuesto, un gran número de cambios está teniendo lugar y creando las próximas tendencias en la industria del asesoramiento financiero. Más allá de la crisis y la transformación económica que estamos viviendo, la planificación financiera se está moviendo a través de una ola de cambios sociales y tecnológicos, aparte de los efectos que tiene en las actuales tareas de los asesores. Les subrayaremos las principales:

  • La distancia generacional en el comportamiento de planificación financiera. Las personas centran este comportamiento en relación no sólo con sus experiencias personales, sino principalmente con las sociales, condicionadas por el entorno político y económico (piensen en la seguridad social, los seguros médicos y las pensiones). Los mayores tienden más a ahorrar y organizar de modo saneado sus cuentas. Los jóvenes no planifican, ni diseñan un presupuesto o piensan demasiado en su situación financiera futura. Además, los jóvenes tienen menos formación financiera y menos conocimiento sobre inversiones y productos financieros.
  • La influencia de la tecnología para planificar nuestras inversiones. Según los expertos, la experiencia de la interactividad va a suponer una importante tendencia en los próximos años. Tablets, móviles y apps están creando un pequeño inversor autosuficiente, que cuida de su dinero por si mismo desde su dispositivo. Los asesores ya no controlarán la experiencia de planificación y esta tendencia cambiará profundamente la industria. Además, las compañías del sector tendrán que desarrollar herramientas flexibles para todo tipo de dispositivos, de navegadores y sistemas operativos, si quieren tener alguna opción en un mundo saturado de apps. Por cierto, tendrán que mirar también atentamente a la nube.
  • El sector del asesoramiento financiero estará condicionado por nuevos elementos. La tecnología reducirá los costes de los asesores, pero también presionará las comisiones a los clientes a la baja. Con la disponibilidad de nuevas herramientas, los inversores privados accederán a los mercados a precios muy bajos. Pero los asesores deberían observar esta tendencia como una oportunidad, porque más gente conectada e interesada en inversiones será público objetivo, si están bien posicionados. ¿Cómo? Teniendo en cuenta los cambios sociales en demografía y longevidad, que generará nuevas prioridades de inversión. Además de esto, los asesores tendrán que evolucionar a ser proveedores de todo tipo de productos: herramientas tecnológicas, planificación legal o laboral e incluso coach.

En resumen, el sector de la asesoría financiera afronta un cambio profundo en un mundo cambiante. Posiblemente, los próximos tres años van a ser fundamentales y seremos testigos de esta transformación. La tecnología, los efectos de los cambios sociales vinculados al fin de la crisis y los nuevos competidores y modelos en la planificación financiera serán las principales cartas de este juego.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


6 + 4 =

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>